Diez trucos para evitar los kilos de más

larazon.es. 

Tiempo de lectura 2 min.

13 de octubre de 2014. 12:36h

Comentada
larazon.es.  13/10/2014

Los kilos de más se pueden convertir en una pesadilla para muchas mujeres, que ven como un reto imposible deshacerse de ellos. Las dietas no tienen efecto inmediato y, además, requieren supervisión profesional, un estudio personalizado, paciencia y mucha fuerza de voluntad. De ahí el fracaso generalizado y la tendencia actual a recurrir a las conocidas dietas milagro, que prometen resultados récord en apenas semanas y que, según el experto en nutrición Ata Pouramini, pueden ser muy peligrosas para nuestra salud.

Sin embargo, con un pequeños trucos podemos evitar esos kilos de más que conseguimos por picar entre horas y excedernos en la ración, entre otros motivos. Estos fáciles recomendaciones son

1. No llevar a los niños a la compra: los pequeños utilizan el llamado pester power, piden todo insistentemente hasta que lo consiguen. ¿Y qué quieren?: chucherías , refrescos, helados y bollos.

2. No comprar los paquetes ahorro, el llamado 2x1, 50% gratis. Son relativos, en la mayoría de los casos, a fritos, cerveza o productos con azúcares refinados, todos ellos productos insanos. El ahorro económico lo pagas en salud.

3. No poner la televisión en la cocina. Le dedicarás más rato a la comida y picarás más entre horas. Un estudio ha revelado que al quitar el electrodoméstico se reducían en 18 los minutos de estancia.

4. Nunca hay que ir con hambre a la compra. Cuando tenemos hambre no sólo compramos más, sino productos con más grasas y azúcares.

5. Buscar nuevos productos en el supermercado. Mirar hacia arriba y hacia abajo, ya que en la zona central suelen estar ubicados los alimentos más saciantes, con envoltorios más atractivos y también los anunciados en televisión.

6. Comprar una nevera nueva con el congelador en la zona inferior. De esta manera no tendrás siempre a la vista los tentadores helados o la comida congelada y procesada para microondas, que engorda más y es poco sana.

7. Esconder las tentaciones en el fondo del cajón o la nevera: chocolates, dulces y bollos, atrás. Si abres el mueble con hambre y prisa, hay muchas posiblidades de que cojas lo primero que veas.

8. Comprar una vajilla pequeña. De esta forma, las raciones son menores. Y comerás menos aún si es de tonos oscuros, como rojo o negro. ¡Está comprobado!

9. Tener la verdura cortada en bastoncitos y lavada, preparada y apetecible por si quieres picar. Así será también atractiva para los peques.

10. Servir siempre en platos individuales. Si pones en el centro una paella o una olla, es muy posible que vuelva vacía a la mesa.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs