lunes, 26 junio 2017
11:46
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Andalucía

Más embarazadas y niños-ancla en pateras

  • Un total de 18 embarcaciones han llegado a las costas andaluzasen lo que llevamos de mes de abril, el doble que el año pasado

Cada vez más mujeres y menores llegan a las costas andaluzas en pateras
Cada vez más mujeres y menores llegan a las costas andaluzas en pateras

Abril está siendo un mes especialmente complicado en las costas andaluzas dada la llegada incesante de pateras. Según datos de Salvamento Marítimo, recopilados por la Delegación del Gobierno en Andalucía, desde el inicio del mes hasta el pasado día 17 han sido interceptadas un total de 18 embarcaciones, justo el doble que en el mismo periodo de 2016, lo que ha obligado a las autoridades y a las ONG a redoblar la vigilancia y la protección a los inmigrantes. Precisamente, una de las entidades más activas en este ámbito, Cruz Roja, alerta de la presencia cada vez mayor en las pateras de mujeres embarazas y de los denominados niños-ancla, es decir, menores que vienen acompañados de mujeres que realmente no son sus madres, lo que les permite quedarse más tiempo en un centro de acogida.

Así lo pone de manifiesto a LA RAZÓN Francisco Vicente Ariza, coordinador provincial de Cruz Roja en Almería, quien subraya que este repunte es «coyuntural», aunque augura que este año se superarán las cifras que se registraron el año pasado, cuando ya se alcanzaron datos similares a 2006, momento en el que la inmigración ilegal alcanzó la cima en las aguas andaluzas. Uno de los factores directamente implicados en la llegada masiva de embarcaciones es el buen tiempo. «Está haciendo buena mar, así que aumenta el tránsito», sostiene Vicente, además de apuntar que ha habido un cambio de tendencia en los últimos años en cuanto a la tipología de las embarcaciones. Hasta el año 2011, aproximadamente, solían llegar pateras pequeñas en las que viajaban diez o quince personas, la mayoría argelinos y marroquíes. «Ellos mismos las preparaban», recuerda. Ahora se interceptan pateras más grandes en las que viajan hasta cincuenta o sesenta personas, fundamentalmente de origen subsahariano. En ellas cada vez hay más mujeres y niños, las denominadas pateras-familia que ponen de manifiesto el auge del tráfico de personas, un negocio que incluso está superando al de la venta de droga.

Esto explica, según Vicente, la presencia cada vez más notable de mujeres y niños. Muchas de ellas han sido violadas previamente o durante el trayecto como forma de pago, integrándose en el grupo de la embarcación. En el caso de las que están acompañadas de niños-ancla, pueden quedarse en un centro de acogida, que están gestionados por organizaciones sociales. «Las mafias las recogen y luego las explotan sexualmente, por lo que el problema de la trata de mujeres está más latente que nunca», explica.

Otro factor a tener en cuenta es la complicada situación que están viviendo los países de África, lo que hace que haya un mayor tránsito hacia Marruecos como puerta de entrada a Europa. La policía marroquí presiona en los montes, por lo que la huida en pateras es una opción fácil. «Las mafias están viendo un filón, ya que van creando grupos muy hacinados para sacar más rentabilidad», sostiene el delegado provincial de Cruz Roja.

El grueso de las pateras está llegando a los puertos de Motril y Almería. A Tarifa y Barbate, en Cádiz, siguen llegando embarcaciones, pero de menor tamaño y con cuatro o cinco personas, dada la cercanía de las costas marroquíes. En Málaga ya se interceptaron en 2016 varias, cuando hacía varios años que apenas registraba tráfico ilegal.

En las 18 pateras que han llegado este mes viajaban un total de 527 personas, frente a las 232 de abril de 2016; un aumento del cien por cien y del 127 por ciento, respectivamente, en relación al año pasado. En lo que llevamos de 2017 se han interceptado un total de 102 embarcaciones, con 2.446 inmigrantes rescatados. En 2016, en este mismo periodo, llegaron 54 pateras y 976 personas.

El goteo es incesante. Ayer mismo Salvamento Marítimo rescató cerca de la costa de Algeciras a 30 personas que viajaban en una patera que era buscada desde el lunes en la zona del mar de Alborán, ya que había partido desde Tensaman (Marruecos).

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1