MENÚ
viernes 15 diciembre 2017
02:41
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

«Si gente como Trump leyese ciencia ficción nos irían mejor las cosas»

Ricard Ruiz Garzón y Salvador Macip ganan el Premi Ramon Muntaner con «Herba negra»

  • Ricard Ruiz Garzón y Salvador Macip son Macip Garzón, nuevo combo literario que acaba de publicar su primera y trepidante novela, «Herba negra».
    Ricard Ruiz Garzón y Salvador Macip son Macip Garzón, nuevo combo literario que acaba de publicar su primera y trepidante novela, «Herba negra». / Miquel González/Shooting
Carlos Sala.  Barcelona.

Tiempo de lectura 4 min.

22 de diciembre de 2016. 08:04h

Comentada
Carlos Sala.  Barcelona. 22/12/2016

Quien crea que la hierba no es más que una cosquilla molesta en el tobillo, que lo piense mejor porque, cuidado,... ¡es mortal! Los escritores Ricard Ruiz Garzón y Salvador Macip acaban de hacer algo que no se veía desde que «Tiburón» arruinó el verano para muchos bañistas con imaginación, han hecho que los amantes del campo tengan una nueva amenaza a considerar, una hierba terrorífica, capaz de alterar tu mente hasta convertirte en su esclavo. Y puede que sólo lo sea en la ficción, pero a ellos, por ejemplo, los ha cosificado y los ha convertido en Macip Garzón, un escritor aparte, que comienza con la novela «Herba negra» (Fanbooks) una fructífera carrera.

Los autores acaban de recibir el Premio Ramon Muntaner con esta trepidante novela que es un homenaje a todos los grandes del género de la ciencia ficción y las distopías y que da una vuelta de tuerca a ese tópico de que sólo los hombres tienen capacidad destructiva. «Queríamos intentar dar la vuelta a esas distopías en la que es la acción del hombre la que aplasta la naturaleza, siempre buena y sufrida. Aquí es la naturaleza la que pretende controlar y acabar con el hombre», afirma Macip Garzón.

Vida en el pre apocalipsis

La novela es una mezcla sui géneris de «El día de los trífidos», de John Wyndham y «La invasión de los ladrones de cuerpos», de Jack Finney. La historia arranca con una nueva moda, la de los productos derivados de la artemisa absinthium, una hieba que se consume en tiendas, bares y restaurantes y cuyos beneficios para el cuerpo parecen estar fuera de toda duda. Sin embargo, algo extraño y oscuro hay detrás. Tres personas, desde un joven que parece que ha perdido el juicio, hasta dos hermanos que intentarán comprender si su grito de auxilio tiene sentido, iniciarán un «tour de force» para descubrir la verdad detrás de la planta y si ya es demasiado tarde para reaccionar. «Queríamos convertir algo cotidiano y en apariencia inocuo, como una hoja de menta, en una gran amenaza. El reto era crear un «thriller» de acción apoyado en personajes que presentasen todas las opciones ante esta nueva amenaza y ver cómo crecían mientras se desentrañaba el enigma», asegura Macip Garzón, firme reivindicador del valor de la novela de género.

La historia está ambientada en el norte de Cataluña, lo que la emparenta con el gran clásico de Manuel de Pedrolo, «Manuscrit del segon origen». «Claro que es un referente, aunque en este caso el Manuscrit es un libro sobre el post apocalipsis, en que no sabes por qué ha pasado, y aquí hablamos de un pre apocalipsis, en que intentamos averiguar este por qué. Está claro que el cañón del Colorado es un escenario bestial, pero no más que el vall de Boí. No tenía sentido ambientarlo en otro lado», señala Macip Garzón.

Los escritores son grandes defensores de la valía e importancia de la novela de género, del terror a la ciencia ficción, y señalan que poco a poco se van perdiendo prejuicios. «Si gente como Donald Trump leyese ciencia ficción nos irían mejor las cosas. Es un género que plantea siempre los grandes problemas a los que los seres humanos nos enfrentamos», comenta Macip Garzón, que tras el éxito de la experiencia ya prepara un nuevo libro.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs