MENÚ
domingo 22 octubre 2017
10:09
Actualizado
El Tiempo
  • 1

Toda la presión sobre Cifuentes y las «lagunas» de su código ético

La oposición critica que la norma interna del PP no obligue a dimitir al alcalde de Brunete

  • Cristina Cifuentes
    Cristina Cifuentes

Tiempo de lectura 2 min.

07 de octubre de 2017. 02:39h

Comentada

Si hay una bandera que ha enarbolado Cristina Cifuentes en el PP de Madrid es el del «nuevo PP». La presidenta de la Comunidad y de los populares de Madrid llegó a ambos cargos prometiendo luchar contra la corrupción y exigiendo un código ético a todo su equipo que ahora, según le recordó ayer la oposición, debe aplicar contra el alcalde de Brunete, imputado ayer en la trama Púnica.

Cifuentes aprobó, como presidenta de la gestora del PP (que dirigió el partido de febrero de 2016 a marzo de 2017) una norma de comportamiento interno que sólo es de aplicación para los cargos orgánicos y que obliga dimitir si son investigados, o lo que antes se conocía como imputados. Como presidenta de la Comunidad, también exigió a los diputados regionales de su grupo la misma regla, sin embargo, quedaron libres concejales y portavoces del partido en los municipios. La imputación del alcalde de Brunete, Borja Gutiérrez, ha evidenciado esta laguna en el código de buenas prácticas que la popular impuso y al que podría agarrarse el regidor para negarse a dar un paso atrás.

la decisión, en una semana

El consejero de Medio Ambiente del Gobierno regional, Pedro Rollán, explicó ayer que la próxima semana «se adoptarán medidas en cumplimiento del código ético» del PP madrileño. Rollán recordó, según recogió EFE, que Gutiérrez ha declarado no haber «establecido ninguna relación contractual del Ayuntamiento» con la empresa Cofely, motivo por el cual ha sido imputado; un argumento que no le ha valido a la oposición que pidió ayer a la presidenta de la Comunidad que tome medidas tras criticar que el código ético del partido no afecte a los cargos públicos de los municipios. El parlamentario socialista Juan Lobato afirmó ayer que «el caso Brunete es el caso del PP en la Comunidad»: «Seguimos con una trama incapaz de regenerarse. Es verdad que es muy difícil regenerarse desde el Gobierno, por eso lo que planeamos es que el PP debe pasar a la oposición para regenerarse desde allí». El diputado de Podemos Miguel Ongil señaló que «el código ético de Cifuentes es que si está muy caliente en prensa se puede dimitir, y si no se puede continuar». Por último, el portavoz adjunto de Cs, César Zafra, afirmó que dicho código ético «se termina en la puerta de la Asamblea» y criticó que «no va a hacer nada».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs