lunes, 29 mayo 2017
09:46
Actualizado a las 
Ofrecido por:
Destacado por los medios

No habrá Madrid 2024

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha cerrado definitivamente la puerta a los Juegos Olímpicos en la capital, pero ha abierto de par en par las del Palacio de Cibeles. En su primera comparecencia ante la Prensa tras la debacle de Buenos Aires, la regidora madrileña decidió cortar por lo sano las especulaciones y afirmó que «Madrid no debe buscar la celebración de los Juegos de 2024» y que así se lo había dicho tanto al Rey como al Príncipe de Asturias, al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y a Jaime Lissavetzky, ex secretario de Estado para el Deporte y portavoz del PSOE en el consistorio, además de agradecerles su apoyo a la candidatura.

Botella dio ayer un carpetazo a trece años de sueño olímpico madrileño y decidió que la ciudad ya ha recogido los frutos de tres carreras consecutivas, desde que en el año 2000 el entonces alcalde, José María Álvarez del Manzano, anunció su intención de presentar a la capital a la carrera olímpica. Pese al batacazo de Buenos Aires, la alcaldesa de Madrid sigue pensando en positivo y considera que no todo se ha perdido con los votos del Comité Olímpico Internacional (COI).

En su primera intervención ante la Prensa tras el triunfo de Tokio para los Juegos de 2020, la regidora insistió en que la ilusión compartida por todos los madrileños, políticos, deportistas y medios de comunicación «no fue una invención de nadie, sino que tenía un fundamento razonable en la trayectoria de nuestra candidatura a lo largo de los últimos meses», aunque sí reconoció que igual hubo cierto exceso de optimismo. Sin embargo, Botella consideró que es importante recordar la capacidad de todos para ilusionarnos «porque tener ilusión es imprescindible para progresar».

Visibilidad

Ante la inevitable pregunta de por qué se ha insistido tanto en bailar al son del COI sin ningún éxito tanto tiempo, la alcaldesa recordó que muchas grandes ciudades, como París, Berlín o Roma, e incluso Tokio, que también lo intentó en 2016 y perdió ante Madrid y Río, han concurrido varias veces para organizar los Juegos y han sido rechazadas. «Es una competición en la que la única regla es que no hay reglas, sólo se conoce el beneficio que se obtiene al organizar unos Juegos Olímpicos», explicó y añadió que también hay beneficios por estar en la carrera, aunque sea por la visibilidad de la ciudad en el mundo durante dos años.

De hecho, para la regidora madrileña, la capital ya ha exprimido al máximo las ventajas de estar en la carrera olímpica y, al haber construido la ciudad en torno a ese sueño, ya no es necesario dar más pasos para disfrutar del legado perseguido. Como ejemplo, puso el convenio firmado entre el Ayuntamiento de la capital y el Atlético de Madrid para la permuta entre el estadio de La Peineta y el Vicente Calderón, que permitirá soterrar el último tramo de la M-30 una vez derruido el estadio del Manzanares y ampliar el número de asientos del nuevo estadio colchonero; o el Centro Acuático, cuya construcción se terminará para acoger otras actividades para uso del distrito de San Blas y de la ciudad.

«La candidatura de Madrid era racional, segura y fiable, con un legado vivo, pero el resto tenía que decidirlo el COI», apuntó la alcaldesa, que no negó la tristeza que ha dejado que el Comité Olímpico no haya apreciado el gran trabajo que se ha hecho para conseguir lo mejor para 2020. Sin embargo, es precisamente esa entrega y ese esfuerzo los que Botella considera que se han ganado con la carrera olímpica y que «ahora deben tener continuidad mediante nuevos proyectos y nuevas ambiciones comunes capaces de generar iguales o incluso mayores sentimientos de comunidad y solidaridad», añadió.

La misma ciudad

Como reflejo del sentir de muchos de los que siguieron la decisión del COI en Buenos Aires, la regidora apuntó que la ciudad va tener el mismo futuro sin los Juegos Olímpicos. «El Madrid de los próximos años no va a ser muy distinto del que habría podido ser si hubiéramos organizado los Juegos, que eran para nosotros una herramienta, y no un fin», señaló. Por este motivo, animó a desoír las críticas que apuntan a la falta de capacidad de la capital. «Quiero recordar que era Madrid la que iba a albergar la villa olímpica, y no al revés; no es una ciudad diferente a la de hace unos días, sólo no organizará los Juegos», sentenció.

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella.
La alcaldesa de Madrid, Ana Botella.
J. Fdez.-Largo
SIGUENOS EN LA RAZÓN