MENÚ
martes 17 octubre 2017
19:04
Actualizado
El Tiempo
  • 1

Cuatro nuevos delincuentes sexuales cada día

Hay 43.309 agresores en el Registro de Delincuentes Sexuales, 2.527 más que en el último balance. Y no pueden trabajar con menores. En Marbella un joven con antecedentes policiales por pornografía infantil fue detenido por presuntamente abusar de cuatro niños a los que daba clase

  • El individuo detenido por presuntos abusos sexuales a menores en Marbella, custodiado por agentes de la Policía Nacional
    El individuo detenido por presuntos abusos sexuales a menores en Marbella, custodiado por agentes de la Policía Nacional
Belén Tobalina Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

07 de octubre de 2017. 01:16h

Comentada

Cada día hay cuatro nuevos delincuentes sexuales en España. En concreto, 4,37. Ésa es la media de individuos que se han ido añadiendo al Registro Central de Delincuentes Sexuales desde el 1 de marzo de 2016, cuando oficialmente entró en vigor este mecanismo. Según los datos facilitados a este periódico por el Ministerio de Justicia, «a fecha de 30 septiembre, hay 43.309 personas en este registro»; 2.527 más que en 2016 (a fecha 1 de marzo).

Con el fin de incrementar el control sobre los delincuentes sexuales y prevenir su contacto con menores de edad de manera que primen los derechos de estos últimos sobre cualquier otro, el Ministerio de Justicia puso en marcha este registro central gracias al cual todos aquellos individuos que hayan sido condenados por haber cometido algún delito sexual con sentencia firme, independientemente de la edad de la víctima y no necesariamente vinculadas profesionalmente a los menores, tienen vetado el acceso a puestos de trabajo donde haya contacto con niños o adolescentes.

De ahí que desde entonces para ejercer una profesión en contacto con menores se tenga que tener el certificado que acredite la carencia de delitos de naturaleza sexual. Tratándose siempre de delitos ya juzgados con condenas firmes. En este sentido, la Policía Nacional informó ayer de la detención de un hombre de 22 años y de nacionalidad española por abusar presuntamente de al menos cuatro menores a los que daba clases de apoyo escolar de manera altruistra en un centro benéfico de una localidad malagueña.

Según los datos facilitados vía oficial a este periódico, los hechos tuvieron lugar en «un local de una asociación en Marbella en la que reciben clases de apoyo menores que están en el etapa educativa comprendida entre Primaria y ESO». «Al estar el caso en investigación no podemos aún revelar el centro, pero la asociación no está vinculada a la Consejería de Educación», precisaron. De hecho, la Policía Nacional no descarta que haya más víctimas.

Su modus operandi, según las pesquisas de los investigadores de la Unidad de Familia y Mujer (UFAM) que lleva el caso, era aislar al menor. Para ello, llevaba presuntamente a cada niño individualmente a un almacén del centro donde les desnudaba y practicaba tocamientos mientras el resto de menores permanecía en el aula realizando alguna tipo de tarea o actividad. La investigación se inició tan sólo unas horas antes del arresto gracias a que una madre de un menor a los que ayudaba el detenido se personara en dependencias policiales. A la denuncia inicial se sumaron en las últimas horas otras tres más de progenitores de tres menores que también iban a esa asociación.

Pues bien, el detenido cuenta con antecedentes por tenencia de material pedófilo, según informó oficialmente la Policía. En concreto, según los datos facilitados a este periódico, el arrestado fue detenido en esa ocasión «el pasado mes de marzo». Y podría no ser el único delito.

Según explicaron otras fuentes policiales consultadas por este periódico, el individuo «tenía certificado docente desde el año pasado. Podía trabajar con menores, ya que los antecedentes que tiene son causas penales aún no juzgadas». Le constan no sólo antecedentes por pornografía infantil, sino que tendría «un antecedente más por una presunta agresión», añadieron.

Además, los hechos por los que fue detenido tuvieron lugar –al menos el de la tenencia de pornografía infantil– a posteriori de la obtención del certificado para poder trabajar con menores. Y he aquí otro problema: el certificado que avala la ausencia de antecedentes penales de índole sexual no contempla plazos de renovación. Es decir, que con entregarlo en una ocasión es correcto (legalmente), excepto que se trate de una nueva incorporación en la empresa u organización, o que se produzcan cambios sustanciales en su relación laboral (si empieza a trabajar con menores cuando antes prestaba servicios para el público general, por ejemplo), tal y como informa el Ministerio de Justicia en su web. Además, queda a criterio del empleador exigir el certificado en el caso de tener sospechas fundadas o indicios racionales.

En el caso del detenido de Marbella llevaba seis años vinculado a esta asociación donde practicaba los presuntos abusos sexuales. Y tras su detención por presunta tenencia de pornografía infantil no saltaron las alarmas. «Lo lógico es que se hubiera comunicado al Centro de trabajo, quizá falló que fuera una actividad que desempeñaba de forma voluntaria porque en una investigación judicial lo lógico es que se avise al centro», explican fuentes consultadas por este periódico. Sin embargo, fuentes policiales aseguraron que «si no se ha juzgado no salta la alarma».

Es decir, que habría que esperar a que sea condenado para que este individuo no pueda trabajar con menores hasta pasados 30 años desde que cumpla su pena. Tiempo en el que todo delincuente sexual deja de estar en el registro si su víctima era menor de edad.

Por el momento, el detenido de Marbella fue ayer puesto a disposición judicial. Durante el registro en su domicilio los agentes le intervinieron un teléfono móvil cuyos archivos están siendo analizados por si pudiera de nuevo tener material pedófilo y comprobar si lo hubiera o no podido distribuir.

  • 1
  • 2
  • 3

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs