MENÚ
sábado 20 enero 2018
13:16
Actualizado
Consulta el Tiempo
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC

La historia detrás de Aya, la «prima donna» que prolongó los 1.000 euros

Quiere dedicarse a ayudar a las mujeres víctimas de maltrato

  •  Aya canta el 00580, un quinto premio dotado con 60.000 euros a la serie
    Aya canta el 00580, un quinto premio dotado con 60.000 euros a la serie / C. Pastrano
larazon.es. 

Tiempo de lectura 4 min.

27 de diciembre de 2017. 19:24h

Comentada
larazon.es.  22/12/2017

La voz que puso en pie al auditorio mientras su madre daba a luz, ha estudiado canto y quiere dedicarse a ayudar a las mujeres víctimas de maltrato

Con perfecta entonación, como la de una «prima donna», alargando los números casi hasta agotar el aire. Así cantó Aya Ben Hamdouch el sexto quinto premio, la estrella indiscutible del sorteo navideño del Gordo. Se trata de una de las niñas de la quinta tabla del sorteo de Navidad, que fue ovacionada por su particular forma de entonar el tradicional soniquete de los «mil euros». «Llevo viniendo aquí 14 años, y nunca había escuchado entonar de esta manera. Esta niña va a cantar algo...», vaticinó Jesús Manuel, un asistente disfrazado de Fernando VII, el rey que instauró la Lotería moderna. De repente, un aluvión de vítores y aplausos interrumpieron sus declaraciones a LA RAZÓN. «¿Lo ves? ¿Lo ves?», evidenció el improvisado monarca, al grito de «¡Tú sí que vales!» que secundó todo el auditorio. Todo apuntaba a que sería el Gordo, pero los espectadores se tuvieron que conformar con un quinto premio.

«Aya es una niña encantadora, muy cariñosa. No puedo describirla con palabras», aseguró su madre en una entrevista en exclusiva a LA RAZÓN. Chorouk se encontraba en el hospital a punto de dar a luz a su cuarto hijo durante la celebración del sorteo. Aya es española. En noviembre cumplió nueve años y su familia es de origen marroquí. Además, es la tercera de tres hijos, el cuarto estaba en camino cuando Aya cantó el quinto premio. «Estoy muy ilusionada, tenía apuntada la fecha, 22 de diciembre: ir a la lotería. Y al fi nal le he fallado... Pero, ¿qué podía hacer yo?». Esta joven «es una niña feliz, yo sola he podido darle lo que le faltaba. Siempre ha estado muy integrada aquí en España, todo el mundo habla bien de ella». Su chorro de voz tiene una buena explicación. «Estuvo en un coro, siempre le ha gustado cantar. Incluso sube vídeos a YouTube», cuenta su madre.

«Tendría que haber dado a luz el día 20, pero no quiere salir. Por eso no he podido ir a acompañarla». Ahora Chorouk espera otra niña. «Aya está emocionada, quiere que se llame Lina». Con la voz entrecortada y entre lágrimas su madre afirmó haber «llorado porque no he podido estar con ella», aunque «Pedro Vázquez –subdirector del San Ildefonso– me prometió que iba a estar todo el rato con ella y así lo hizo, entró a calmarla».

Chorouk y sus tres hijos no han tenido una vida sencilla. Por eso, cuando le han preguntado a qué destinaría el premio si le tocara, Aya contestó: «Le compraría un Iphone a mi madre». Su madre explica, «ella cree que eso es algo que nos solucionaría la vida...Su deseo, en realidad, es comprarme algo muy valioso. De vez en cuando me dice que es consciente de todo lo que he hecho por ella». Aya es una niña luchadora y protectora desde que nació. En muchas ocasiones «ella es la madre y yo la niña. Siempre le ha faltado el cariño paterno, por eso cuando ve que alguien lo necesita, ella lo da». Lo que está claro es que despierta ternura allá por donde va. «Hemos atravesado una situación complicada y ella ha tenido que ser atendida por María Ángeles, la psicóloga del internado, que la quiere mucho». Es muy colaborativa y siempre trata de ayudar a sus compañeros. «Tiene esa empatía».

Leticia ha sido su cuidadora y es también la madre de Thiago Dario, el niño que extrajo el Gordo. «Gracias a todo el personal del internado porque me han permitido sacar a mi hija adelante. He tenido que trabajar por la mañana y por la tarde. Ella es muy consciente de ello y siempre me disculpa». Chorouk cuenta que, en muchas ocasiones, Aya le dice cosas como: «no te preocupes mami, sé que estás haciendo todo esto por mí». En cuanto a su futuro, Aya lo tiene claro: quiere ser independiente y no casarse. «Tengo mucha fe en que va a llegar a ser alguien importante el día de mañana». Quiere ser psicóloga y abogada para así poder defender a las mujeres maltratadas. «Estoy muy emocionada. Voy a llorar, lo siento», concluyó Chorouk.

Charo Rodríguez, la profesora de ‘la niña de los mil euros’, Aya Ben y su compañera en la quinta tabla del Sorteo Extraordinario de Navidad, Nerea Pareja, afirma que las niñas «no eran muy conscientes» de que la particular forma de cantar los «mil euros» de la pedrea estaba llamando la atención del público. «Me han preguntado por qué la gente se reía y comentaba», ha afirmado.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs