Andalucía pierde las ciudades de Fuente Palmera y Pinos Puente

El padrón municipal refleja que la comunidad ha pasado de 154 a 153 localidades en esta categoría, ya que la bajada del censo en los dos municipios se compensa con la subida en Pulpí

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, durante una visita a una fábrica de Fuente Palmera
El presidente de la Junta, Juanma Moreno, durante una visita a una fábrica de Fuente PalmeraLa Razón

Los datos de la revisión del padrón municipal correspondientes a 2019 revelan que Andalucía perdió el año pasado una de sus ciudades, categoría que se reserva para las localidades que superan los 10.000 habitantes. Ello se debe a la caída demográfica sufrida por el municipio cordobés de Fuente Palmera, que pasó de 10.817 a 9.783 habitantes, y la localidad granadina de Pinos Puente, que bajó de 10.144 a 9.930 vecinos. Si en el cómputo total la comunidad sólo perdió una y no dos ciudades es porque, como contrapartida, Pulpí (Almería) subió de categoría al pasar de una población de 9.502 personas a 10.005.

Así, en conjunto, Andalucía cuenta con 153 ciudades frente a las 154 del año anterior. De ellos, sólo tres son además grandes ciudades, a partir de 250.000 habitantes: las capitales Córdoba, Málaga y Sevilla. El resto de capitales y ciudades muy pobladas como Jerez de la Frontera, Algeciras o Marbella, superan los 100.000 e incluso los 200.000 vecinos pero no son suficientes para ser consideradas, demográficamente, gran ciudad.

En el extremo opuesto se sitúan las 632 localidades con menos de 10.000 habitantes que se distribuyen entre 104 donde viven entre 5.001 y 10.000 vecinos (hay una más en esta categoría que en 2018), las 107 que tienen entre 3.001 y 5.000 habitantes (las mismas que el año anterior), las 91 con entre 2.001 y 3.000 moradores (cinco más que hace un año), 111 cuyo censo oscila entre 1.001 y 2.000 empadronados (esta categoría ha perdido un municipio). Por debajo de los mil habitantes hay 108 pueblos con entre 501 y mil vecinos (dos más que en 2018), 109 con entre 101 y 500 empadronados (uno más que el año anterior) y dos localidades con menos de 101 habitantes, una de ellas, Cumbres de Enmedio (Huelva), se hizo famosa el pasado 30 de diciembre al ser el lugar elegido por el presidente de la Junta, Juanma Moreno, para dar su primer discurso de Nochevieja en el cargo en un guiño a la Andalucía rural como la de los 52 vecinos de esta localidad.

Aunque en el cómputo general Andalucía ganó casi 30.000 personas, superando los 8,4 millones de habitantes, el crecimiento demográfico fue inferior a la media española y el descenso demográfico se empieza a notar no sólo en las zonas rurales sino incluso en su capital más poblada, Sevilla. La ciudad hispalense tiene según la última revisión del padrón 688.592 habitantes, 119 menos que el año anterior. Es, junto a Málaga, la única ciudad andaluza que supera el medio millón de vecinos si bien la tendencia en la capital de la Costa del Sol es justo la contraria. En 2019 ganó 3.629 empadronados. En total, la provincia de Málaga fue la que más creció en población en el último año tan sólo por detrás de Madrid y Barcelona.

Fuera de las capitales de provincia, el censo cayó en varios municipios, en algunos con importantes descensos demográficos como los 2.822 habitantes menos registrados en Jimena de la Frontera (Cádiz) –que ha pasado en un año de 9.773 vecinos a 6.951– o las 2.572 personas menos que refleja el padrón de Motril (Granada), al pasar de 60.592 habitantes a 58.020.

En general, todas las provincias andaluzas ganaron población en 2019 excepto Córdoba y Jaén, cuyo padrón provincial cayó en 4.535 y 2.261 habitantes respectivamente.