Marín avisa del perjuicio para Andalucía de la investidura de Sánchez ante el “silencio absoluto” de Díaz

El consejero de la presidencia, Elías Bendodo, asegura que hablará con el nuevo Gobierno, pero no le hará “ni una sola concesión”

El vicepresidente de la Junta, Juan Marín
El vicepresidente de la Junta, Juan Marín MARÍA JOSÉ LÓPEZ - EUROPA PRESS

La Junta considera una mala noticia que Pedro Sánchez haya sido investido presidente del Gobierno este martes. El primero en pronunciarse fue el vicepresidente andaluz y líder de Cs, Juan Marín, quien advirtió del perjuicio que supondrá para Andalucía su Presidencia del Gobierno y ha lamentado “el silencio absoluto” de la secretaria general de los socialistas andaluces, Susana Díaz.

Marín ha criticado en declaraciones a los periodistas el “gobierno puzzle” que se formará con ocho fuerzas y que “dependerá del independentismo y del radicalismo de la extrema izquierda”, por lo que considera que Sánchez ha sido investido “en debilidad”. En su opinión, es “un mal día para Andalucía”, ya que la comunidad “ni siquiera ha aparecido” en el debate, lo que demuestra que se va a instaurar la desigualdad entre españoles, con comunidades “de primera” y otras de segunda. “A Andalucía le va a tocar la peor parte”, ha esgrimido Marín, quien ha recordado que sí se ha hablado de otras comunidades como Cataluña, País Vasco, Navarra, Aragón o Galicia.

Ante esa situación, ha denunciado que Susana Díaz “ha terminado de acabar con su patrimonio”, ya que ha recordado una declaraciones de la socialista en las que dijo que su palabra era su patrimonio. Ha aludido a que en campaña dijo que los votos de los socialistas andaluces no iban a servir para un Gobierno con el que Pablo Iglesias “pagara sus compromisos” con Compromís o ERC, pero ahora “incluso dice que es el Gobierno que le conviene a España”. Marín entiende que a Sánchez le interesa “una España dividida” y volver a la confrontación “de rojos y azules”.Ha recordado que al Gobierno andaluz de PP y Cs le está afectando ya el Gobierno de Sánchez, ya que le “retiene” la liquidación del IVA de 2017 y las entregas a cuenta o le deroga la ayuda para los menores extranjeros: “Pretenden asfixiarnos, acabar con nosotros”.

Además, ha avisado sobre la complicación para el diálogo entre las administraciones con un Gobierno central “multicolor”, en el que será “muy difícil” saber a qué fuerza hay que dirigirse."Este Gobierno va a durar lo que quiera la extrema izquierda, los independentistas y los nacionalistas", ha manifestado.

“Ni una sola concesión al Ejecutivo Nacional”

Por su parte, el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo, ha garantizado que Andalucía será el “gran bastión de la defensa de la unidad de España” y no aceptará “ser menos que nadie”, ante una nueva legislatura nacional con un Gobierno de Pedro Sánchez, “influido negativamente por los que quieren romper” este país.

En declaraciones a los periodistas en Almería y unos minutos antes de que se produzca una nueva votación en el debate de investidura que se desarrolla en el Congreso de los Diputados, Bendodo se ha preguntado sobre la confianza que el PSOE debe tener en sus diputados cuando los ha instado a pasar la noche en Madrid o les ha lanzado el mensaje "indirecto" de que si alguien tiene la tentación de romper la disciplina de voto, Bildu o ERC "votarían a favor" de la investidura de Pedro Sánchez.

Bendodo se ha mostrado convencido de que más de un diputado socialista "decente" ha tenido "o puede tener la tentación de hacer un buen servicio a España no permitiendo que eche a andar un Gobierno de la mano de los independentistas de Cataluña y de los herederos de ETA" porque saben que eso "no es una buena noticia ni España ni para Andalucía".

El consejero de la Presidencia ha querido dejar claro que el Gobierno andaluz va a estar "muy atento" a lo que puede traer ese Gobierno y Andalucía se va a convertir en "el principal bastión de la defensa de la unidad de España"."Vamos a defender a ultranza la unidad de España porque la tibieza que se ha demostrado en estos días atrás no se corresponde con lo que merece nuestro país", ha dicho Bendodo.

Asimismo, ha querido dejar claro que Andalucía va a reivindicar su papel: "No vamos a exigir ni pedir ser más que nadie, pero no vamos a aceptar ser menos que nadie". Ha dicho que si a partir de mañana hay ya un ministro de Hacienda, se le va a exigir "alto y claro" que pague a esta comunidad los 513 millones que debe a esta tierra por la liquidación del IVA, porque ese dinero es "fundamental para nuestras cuentas".

Ha insistido en que el Gobierno andaluz actuará como "dique de contención" ante esa "deriva que pueda tener el Gobierno central influido negativamente por los que quieren romper España". Ha recalcado que no tiene ningún sentido que el Gobierno de Pedro Sánchez haya dado "la llave de España a los que quieren romperla".

Elías Bendodo se ha mostrado convencido de que hoy habrá muchos socialistas "pasándolo mal", porque el PSOE de Pedro Sánchez "no tiene nada que ver" con ese PSOE que fue "ejemplar" en la transición. "Ese PSOE no pactaría hoy con Podemos ni le daría la llave de España a ERC ni a los herederos de Batasuna", ha dicho Bendodo, para quien Sánchez ha convertido al socialismo en "un batiburrillo de ideas y en un conjunto de familias donde cada uno defiende sus intereses, él el primero para salvarse".

Ha señalado que, en cualquier caso, el Gobierno andaluz tendrá que hablar con el nuevo Ejecutivo nacional, pero no le va a hacer “ni una sola concesión”, porque el “buen rumbo que hay en Andalucía es el camino que no se debe abandonar”.