«La joya de la corona» en el Mediterráneo

La provincia y la capital malagueña persiguen afianzarse como referente turístico y cultural en 2020

Málaga.- Muelle Uno supera los 12 millones de visitantes en 2019, un 15,36% más
Muelle Uno del puerto de Málaga, zona de ocio y comercial MUELLE UNO

Málaga encara una nueva década que ha de significar la consolidación de un estatus que le hace ser conocida y reconocida como la gran urbe del sur de Europa. Y no sólo una capital, que brilla con luz propia dado el empuje del sector turístico y su importante potencial a nivel cultural, sino una provincia cargada de atractivos y activos que hacen que pueda ser calificada como «la joya de la corona».

Así lo entienden las instituciones, conscientes de que la merma de la inversión pública requiere de la colaboración con la parte privada que, en el caso de Málaga, ha ido tradicionalmente de la mano de la Administración, con independencia del color político. Ante ese panorama, la Diputación de Málaga entiende que no son pocos los retos a los que se enfrenta la provincia, el más inminente y sobre el que la institución lleva trabajando desde el «infausto» referéndum de 2016 es el Brexit. Y es que a nivel turístico y en otros muchos ámbitos para Málaga las relaciones con el Reino Unido se antojan más que necesarias y fundamentales: «No sólo se trata de nuestro principal mercado turístico internacional, con casi tres millones de visitantes y unos 3.000 millones de ingresos generados cada año», cree el presidente de la institución, Francisco Salado. No en vano, la provincia cuenta con 47.000 residentes británicos, de los que algo más de 10.000 trabaja aquí y la mitad son autónomos y empresarios por lo que se entiende de «extrema importancia» que la salida del Reino Unido de la UE sea lo más suave posible.

Otra de las preocupaciones y ocupaciones del ente supramunicipal pivota en torno a la desaceleración que se está notando ya en distintos indicadores y ante la que «las administraciones públicas debemos estar muy vigilantes para aprobar las medidas de estímulo oportunas y, sobre todo, para no poner obstáculos y frenos a la inversión y a la creación de empresas». Salado apunta que «tanto Málaga como Andalucía se han convertido en un valor seguro y estable para la actividad económica. Por eso el empleo va a seguir siendo una obsesión, con planes para fomentar empleo de calidad, para jóvenes universitarios o para parados de larga duración».

Respecto a la provincia, «nos enfrentamos al doble reto, que puede parecer paradójico pero no lo es, de que somos la segunda provincia española que más población gana y va a ganar en los próximos diez años, pero a la vez nos encontramos con el problema de la despoblación del interior». Según el también alcalde de Rincón de la Victoria, «debemos combatir los desequilibrios territoriales y garantizar la supervivencia de los pueblos y, para ello hay que mejorar sus comunicaciones, sus servicios públicos, y hacerlos competitivos para el empleo, para que haya empleo y actividad económica. Sin ellos no se puede retener ni atraer población». Desde la Diputación se trabaja desde hace meses en un Plan provincial de lucha contra la despoblación. Otro reto importante es el de la movilidad y la mejora del uso del transporte público, toda vez que «somos una de las áreas metropolitanas con menor porcentaje de uso del transporte público de Europa y posiblemente del mundo: de hecho la inmensa mayoría de los desplazamientos que se realizan en la Costa del Sol se hacen en vehículo privado, con tasas que superan el 90%». Advierte de que «eso es insostenible y cada vez nos genera más problemas, además de que supone un perjuicio para las familias trabajadoras, que tienen que asumir unos costes de desplazamiento que no se dan en otras grandes conurbaciones». Por último, y al hilo de fomentar el uso del transporte público, «la lucha contra el cambio climático seguirá siendo otra de nuestras prioridades y, entre otras medidas, ya hemos plantado más de 300.000 árboles y vamos a conseguir llegar al objetivo del millón».

Desde la capital, ante 2020 plantean que Málaga se propone consolidarse como referencia en la cultura: la Gala de los Goya se celebra este mes en la capital de la Costa del Sol, que también acogerá en junio la entrega de los Premios Max de Teatro. Por otra parte, la ciudad es este año Capital Europea del Deporte y Capital Europea del Turismo Inteligente. «Tenemos en los presupuestos proyectos tan importantes como la renovación urbana de calle Carretería, el parque marítimo de los Baños del Carmen, la renovación de los paseos marítimos de El Palo y Pedregalejo y la continuación del Parque San Rafael», afirma el alcalde, Francisco de la Torre, quien también destaca que «será un año determinante para impulsar el auditorio, el uso cultural de la antigua prisión provincial, los parques de Repsol y Campamento Benítez, el plan especial de Gibralfaro y la renovación urbana de Álamos, por escoger algunos ejemplos llamativos».

“Nuestro objetivo es que Málaga sea atractiva a inversiones potentes, capaces de generar empleo de calidad”, apunta el regidor popular, para quien es prioritario que haya más oferta de oficinas y hoteles. “También queremos que se asienten universidades privadas que complementen la oferta de la Universidad de Málaga, a la que seguiremos apoyando siempre”, según advierte. Y, dentro de la estrategia de la ciudad de potenciar la cultura, el turismo y la tecnología, el equipo de gobierno del Partido Popular, que cuenta con el apoyo de Ciudadanos incide en la idoneidad de seguir “ofreciendo Málaga como laboratorio urbano para poner a prueba todo tipo de innovaciones, como es el caso del 5G aplicado a la conducción autónoma que Dekra y Telefónica están abanderando en Málaga de forma pionera en Europa desde el Parque Tecnológico de Andalucía”.

El auge del puerto con los cruceros

El Puerto de Málaga recibirá este año 290 cruceros a bordo de las navieras TUI, MSC y Marella que prevén realizar embarques regulares. La naviera alemana TUI tendrá Málaga como base de manera regular, con siete escalas en los meses de verano con el barco Mein Schiff Herz. MSC plantea embarques parciales en cinco escalas de su buque MSC Splendida en otoño. La británica Marella tendrá once escalas en base, la mayoría en primavera con su buque Marella Dream. Navieras de lujo también tendrán base, destacando SeaDream Yacht Club con nueve escalas, principalmente en primavera.