Carne y marisco

Rueda de prensa de la secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, para hacer balance del año de gobierno de PP-A y Cs en Andalucía
Rueda de prensa de la secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, para hacer balance del año de gobierno de PP-A y Cs en AndalucíaEduardo Briones Europa Press

Lunes

La semana comienza con una bomba calórica de coulant de fiscal general del Estado con cremoso corazón de ministra, decorado con azúcar glasss con una ese extra de Sánchez. La Junta avisa de que el puesto de maître es suyo y que no piensan dejar pasar ninguna bazofia al comedor aunque el local esté en manos de varios socios. Para el PSOE-A se trata de una delicatesen jurídica que no hace sino enriquecer el menú con su cocina tradicional de aderezos socialistas de toda la vida. Podemos mientras tanto mira al plato y traga mientras esté caliente que para eso les han dado mandilones y hasta gorro de chef. Y a Cs lo que no le gusta es que el dueño del restaurante sea también cocinero, camarero y hasta sumiller.

Martes

Guerra de suflés rellenos de fondos europeos. La Junta trae el suyo y el PSOE también a ver cuál de los dos pesa más y hace caer la mesa al ponerlo encima como en aquella película de Woody Allen. De segundo hay cocina judicial con aroma a ex presidente recalentado, no siempre todo es fresco y las agencias y fundaciones públicas andaluzas acaban oliendo pasado un tiempo. De postre sorbete de barómetro bien frío. Relaja la garganta, calma calores y alivia las rojeces.

Miércoles

El presidente pesca empresarios e instituciones en el país del bacalao para invertir y se encuentra con un chef de estado y economía de la escuela socialista que comparte sus recetas fiscales. En el Parlamento el PP sugiere a Vox irse de picnic pero claro, dentro de tres años. Mucho tiempo. Especialmente en política. Desde Madrid viene un cambio de horario del comedor de los ministros que coincide con el de los consejeros andaluces para disgusto de periodistas.

Jueves

Cata de un año de legislatura por parte del PSOE: todo está soso y salado, todo es mucho y poco, todo está muy caliente o muy frío. Díaz no cae en que algunos platos venían ya así de su cocina. Y debería empezar a vigilar la vuelta de la moda de usar Espadas, como en las bodas de antes, para cortar la tarta de la secretaría general del PSOE-A. La Guardia Civil va a ser dirigida por primera vez por una mujer, que también es andaluza, aunque en Moncloa lo que es Andalucía ni se huele ni se saborea.

Viernes

PIN parental, el plato fuerte para el viernes y así tener el fin de semana para digerirlo. Todos están de acuerdo y todos están en desacuerdo: la ley es la ley explican todos, no queremos adoctrinamiento de los niños insisten todos, la libertad de educación es lo primordial defienden todos. Pero para el PSOE es una censura encubierta que pretende contentar a Vox y estos hablan de clases envenenadas, irracionales e inmorales. Si hoy la sociedad es como es, enseñar que se pueden comer almejas a la marinera de primero y chuletón de segundo y que no pasa nada es lo suyo. Pero ojo que si el chef no manda, los oficiales de cocina pueden acabar cocinando tierras planas y vacunas que provocan autismo. Y entonces esto ya no sería cocina andaluza sino del medio oeste americano.