Prodetur inicia una campaña de promoción del turismo rural con 300 alojamientos extrahoteleros

Villalobos destaca las “condiciones ideales en lo que respecta a la seguridad” en la provincia de Sevilla

La Diputación de Sevilla, a través de Prodetur, ha puesto en marcha una campaña de promoción de los alojamientos extrahoteleros de la provincia para alentar el turismo rural en el territorio y con el objetivo de incentivar las reservas de cara a esta temporada de verano, tras el reinicio de esta actividad desde el comienzo de la fase 1, que tiene menos restricciones en la fase actual de la desescalada.

"Nuestra provincia ofrece unas condiciones ideales en lo que respecta a la seguridad y todo apunta a que el visitante optará por actividades en espacios abiertos y en contacto con la naturaleza, y esto puede suponer una gran oportunidad para el turismo rural en Sevilla, la provincia más extensa de Andalucía, con muchos focos de interés, pero muy repartidos, lo que contribuye a evitar concentraciones", ha señalado el presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, en un comunicado.

La campaña, que se difunde, a partir de este jueves, a través de medios de comunicación y redes sociales, tiene el lema 'Hay otra Sevilla, cambia de vistas' y a ella se han adherido 303 alojamientos extrahoteleros sevillanos, en total, 4.715 plazas, entre campings, casas rurales, complejos turísticos y Viviendas Turísticas de Alojamiento Rural (VTAR), de los 548 que la Junta de Andalucía tiene inscritos en la provincia de Sevilla.

La imagen general de la promoción, que muestra una ventana abierta a impresionantes exteriores de alojamientos rurales, enlaza con una sección de la web de Turismo de la Provincia de Sevilla, en la que se facilita la relación de los establecimientos participantes, con todos los datos de contacto necesarios para realizar las reservas, cuyo grado de ocupación aumenta, progresivamente, entre mayo y julio

Según una encuesta realizada por Prodetur a los establecimientos adheridos a la campaña, cerca del 30 por ciento opina que la situación, en estas fechas, "es mejor o igual a la registrada el pasado año". En cuanto al grado de ocupación, si en el mes de mayo un 50 por ciento de estos establecimientos registraba hasta un 19 por ciento, el 8 por ciento, entre el 80 y el 100 por cien de ocupación, la situación cambia progresivamente durante los meses de junio y julio, "en una línea ascendente en cuanto a las reservas".

Así, durante el mes de junio, los alojamientos que registran un grado de reservas de entre el 80 por ciento y el 100 por cien se eleva ya a un 10 por ciento, y alcanza en torno al 20 por ciento en el mes de julio.