María Pilar Varela: “Recertificar para acreditar nuestra calidad”

“El COFM es la primera corporación profesional preparada para evaluar y acreditar los conocimientos de sus colegiados” | Dreamstime
“El COFM es la primera corporación profesional preparada para evaluar y acreditar los conocimientos de sus colegiados” | Dreamstime

Artículo de opinión de María Pilar Varela

Si usted es una de las 200.000 personas que entra a diario en una farmacia madrileña, seguro que espera recibir una atención profesional competente y de la máxima calidad, fruto además de un conocimiento que esté al día. Los farmacéuticos de Madrid tendrán ahora la posibilidad de certificar esta expectativa como una muestra más de compromiso ético y social con la salud de los ciudadanos, aparte de una garantía de nuestro modelo de farmacia.

El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM) se ha embarcado en esta ambiciosa tarea para convertirse así en la primera corporación profesional preparada para evaluar y acreditar los conocimientos y el desarrollo profesional continuo de sus colegiados, tal y como marcan distintas normas y directivas europeas.

Pensamos que un Colegio cumple su cometido social cuando vela por la excelencia del ejercicio profesional de sus colegiados. Es nuestra responsabilidad y razón de ser. Por eso, es imprescindible evaluar de forma periódica (recertificar) el nivel competencial de cada profesional para poder así acreditar que se adecúa a los cambios constantes que se registran en un sector tan innovador como Farmacia. Es una cuestión de calidad asistencial, de motivación incluso para los propios profesionales que aceptan someterse a esta prueba de desarrollo profesional continuo de forma voluntaria y, por supuesto, una garantía de seguridad para los ciudadanos.

Con estos objetivos, hemos definido nuestro propio mapa de competencias y nuestra prueba de evaluación para determinar los conocimientos, habilidades, actitudes y desempeños que configuran la competencia profesional del farmacéutico ejerciente, así como su nivel de responsabilidad y sus necesidades de actualización continuada.

Los primeros cursos de formación han comenzado ya este fin de semana. Queremos acreditar así que cada vez que acude a una farmacia y consulta a su farmacéutico los profesionales son competentes para seguir siendo merecedores de su confianza.