Igea señala que no recuerda las amenazas a pesar de que la conversación “fue dura”

El vicepresidente de la Junta se sienta en el banquillo acusado por un delito leve

El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, declara en el juzgado de instrucción número 5 de Valladolid por un presunto delito leve de amenazas.
El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, declara en el juzgado de instrucción número 5 de Valladolid por un presunto delito leve de amenazas.WELLINGTON DOS SANTOS PEREIRALa Razón

El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, señaló que no recuerda las supuestas amenazas a Borja Collantes, integrante de la Junta Directiva de la Agrupación Local y responsable de las redes sociales de Ciudadanos en Valladolid, pese a reconocer que la conversación fue “dura”, aunque no para que nadie se sintiera amenazado físicamente. De esta manera Igea declaró ante el Juzgado de Instrucción número 5 de Valladolid, que acogió la vista oral por un delito leve de amenazas presuntamente cometido por el también consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior.

Durante el juicio, Igea mantuvo que “las amenazas son falsas” y que la transmitió al denunciante que “dejara a su familia de una puta vez”. Unos hechos que se remontan al pasado mes de marzo, durante la campaña de primarias de Ciudadanos, en las que se acabaron detectando irregularidades que provocaron el vuelco del resultado inicial y concluyeron con el propio Igea como candidato a la Presidencia de la Junta.

También reconoció que ese día estaba “muy enfadado y preocupado” porque los mensajes que había leído en twitter, al ser comentarios “desagradables” al mencionar a su cuñado. “Mi familia no tenía que pagar por mi trabajo en política y por eso le dije a Borja Collantes que no iba a tolerar que esto sucediese, de ninguna manera pero también le comenté que no hiciera trampas para confundir a los militantes porque defendía una votación limpia”, aseguró.

Al parecer, se produjo una discusión subida de tono entre el ahora vicepresidente de la Junta y Borja Collantes, colaborador del área de comunicación de la candidatura de Clemente. Según la denuncia, el enfrentamiento tuvo lugar en la Plaza de la Rinconada, detrás del Ayuntamiento de Valladolid y en presencia de otro miembro del Ciudadanos (Mario Pulido) que, en principio, ha sido llamado a declarar como testigo por parte del denunciante.

Collantes, quien al inicio de la vista oral se ratificó en la denuncia, recordó los hechos ocurridos cuando el señor Igea se le acercó “muy nervioso y alterado” cuando charlaba con Pulido, alrededor del mediodía. “Me puso su dedo índice entre mis cejas y dijo que la próxima vez que hablara de mi familia, me reventaba la cabeza y lo volvió a repetir”, expuso. Hasta el punto, que reconoció que hubo “un minuto” en que temió que Igea cumpliera sus amenazas y temiera por su integridad física. Eso sí, luego apuntó que el ahora vicepresidente de la Junta se tranquilizó y hubo una conversación cordial, aunque antes de irse volvió a repetir la amenaza.

La defensa reclama la condena al vicepresidente de la Junta por un delito leve, con una petición de multa de tres meses, a razón de 20 euros al día.