Se refuerzan y adaptan las medidas de prevención y control para hacer frente a la crisis sanitaria de la Covid-19 en los autobuses de Valladolid

Se implantará un sistema de ticketing con validadoras autónomas para evitar el contacto físico con dispositivo

Autobús urbano en  Valladolid
Autobús urbano en ValladolidWellington Dos Santos PereiraLa Razón

El Ayuntamiento de Valladolid, junto con Auvasa, refuerza y adapta las medidas de prevención y control para hacer frente a la crisis sanitaria de la Covid-19 en los autobuses, como demanda la normativa aprobada por la Junta de Castilla y León, y que ha entrado en vigor este sábado.

Fuentes del Consistorio vallisoletano recuerdan que en Auvasa se han aplicado, en todo momento, medidas para proteger la salud de usuarios y trabajadores como, por ejemplo, la instalación de mamparas de protección, la supresión del pago en metálico, la activación automática de puertas, el control en tiempo real de la ocupación de los autobuses o la desinfección diaria de todos los vehículos en servicio mediante una empresa homologa, entre otros más. Todas estas iniciativas se van a reforzar y adaptar al Acuerdo /2020 del Gobierno regional, y en especial las referidas a:

- Mantener una ocupación de referencia de dos usuarios por cada metro cuadrado en la zona habilitada para viajar de pie y se podrán ocupar la totalidad de los asientos.

- Prohibir el consumo de alimentos.

- Reforzar los mensajes de cartelería recordando la necesidad de mantener la distancia de seguridad y medidas de higiene.

De forma complementaria, Auvasa seguirá monitorizando todos los días la situación del servicio en tiempo real, prestando especial atención a los niveles de ocupación de los autobuses para cumplir con lo establecido por el acuerdo /2020. Al inicio de la crisis se puso en marcha un protocolo de control y seguimiento de la ocupación por el cual los conductores dan aviso al centro de control cuando la ocupación empieza a acercarse a los niveles máximos recomendados, para la incorporación de vehículos de refuerzo en la mayor brevedad posible.

Por otro lado, la Junta de Castilla y León, dentro de las medidas de higiene y prevención exigibles a todas las actividades, destaca en su aparado: Se promoverá el pago con tarjeta u otros medios que no supongan contacto físico con dispositivos, así como la limpieza y desinfección de los equipos precisos para ello. Con el objetivo de evitar situaciones similares, Auvasa se encuentra en proceso de implantación de un nuevo sistema de ticketing con validadoras autónomas, que, mediante tarjeta de crédito u otros medios de pago sin contacto, permitan al usuario efectuar el pago sin contacto físico ni intercambio de monedas, recibos en papel u otros elementos.

Desde Auvasa queremos, una vez más, apelar a la responsabilidad de la ciudadanía para que el transporte público, eje fundamental en la movilidad urbana, pueda seguir utilizándose por parte de aquellos que así lo demandan y con los mayores niveles de seguridad. Es un momento de cambios en muchas de nuestras costumbres y hábitos sociales, siendo todos ellos necesarios para garantizar los desplazamientos en nuestra ciudad.

Recomendaciones y obligaciones en el uso del transporte urbano adaptadas al nuevo Plan de la Junta.

· Es obligatorio el uso de mascarilla.

· En las paradas evitar las aglomeraciones y mantener la distancia de 1,5 m metros entre personas.

· El acceso al autobús se llevará a cabo de forma escalonada, accediendo por la puerta delantera hacia la parte posterior del autobús y manteniendo los asientos más cercanos al conductor sin ocupar.

· Durante la validación del título de viaje, solo se podrá permanecer en la plataforma delantera (junto al conductor) el tiempo imprescindible para validar la tarjeta de transporte. El pago en metálico NO está permitido.

· Por la seguridad de todos los viajeros, no se podrá superar el aforo máximo recomendado de los autobuses. Ante un exceso de aforo el autobús continuará la marcha y se dispondrá de un vehículo de refuerzo a la mayor brevedad posible.

· Mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros siempre que sea posible.

· Ocupar los asientos de forma alterna con el resto de los viajeros cuando sea posible.

· En el interior del vehículo evitar tocar cualquier superficie.

· No está permitido consumir alimentos en el interior del autobús.

· En caso necesario, se debe solicitar en los centros de trabajo medidas de flexibilidad horaria para que la entrada/salida y, por lo tanto, el desplazamiento, se realice de forma escalonada.