Óscar Puente: “Valladolid está a la vanguardia en sostenibilidad”

El alcalde participa en el Foro de Málaga que analiza aspectos como la movilidad tras el impacto de la COVID-19

“Resulta interesante constatar que Valladolid está a la vanguardia en muchas materias de sostenibilidad”. Así lo afirmó el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, en el Foro de Inteligencia y Sostenibilidad Urbana “Greencities”, que se celebra en Málaga para analizar la transformación de las ciudades a partir de los efectos de la crisis del coronavirus.

El regidor compartió su análisis con sus homólogos Valencia, Bilbao, Logroño, Santander y Málaga . Óscar Puente ha recordado que desde 2015 el Ayuntamiento “está realizando un trabajo muy intenso para dotar de contenidos el apelativo green” y que la pandemia ha acelerado el proceso para lograr que el ciudadano sea el centro de todas las actuaciones.

Óscar Puente recordó que “hoy mismo Greenpeace señalaba tres ciudades españolas como referentes en materia de movilidad: Pontevedra, Vitoria y Valladolid”. Asimismo el alcalde se congratuló de que capital vallisoletana esté en este tipo de encuentros de ámbito estatal porque esta participación demuestra “que el trabajo que estamos haciendo desde hace cinco años para que Valladolid sea una ciudad más amable, menos contaminante, más saludable y con más espacio para el ciudadano está dando resultados porque nos hace estar a la altura de otras ciudades que llevan más tiempo trabajando en esa dirección”.

Entre las acciones adoptadas por el Consistorio figuran una serie de medidas encaminadas a ordenar la movilidad en Valladolid de una manera más sostenible, lo que pasa por conceder más espacio al peatón y por mejorar las infraestructuras destinadas al transporte público y a los ciclistas. Se procura, también, evitar el colapso circulatorio en la ciudad, limitando el paso de vehículos privados por el centro de la ciudad.

Así, entre las medidas adoptadas se está extendiendo ya la red de itinerarios peatonales, promoviendo nuevas peatonalizaciones en el centro de la ciudad. Las mismas van a interesar a diez calles de la ciudad que suman una longitud de 1,8 kilómetros.

También se va a abordar la creación de infraestructuras que mejoren la movilidad ciclista, para lo cual se establecen diversas líneas de acción, la más destacada de las cuales consiste en la instalación de carriles bici segregados en un buen número de vías públicas repartidas por toda la ciudad, incluidos los polígonos industriales, con lo que se aumentarán sensiblemente el número de kilómetros de ese tipo de infraestructuras disponibles en el casco urbano.

Por lo que se refiere al transporte público, y para poder aumentar la cifra de viajeros que trasladan los autobuses, hasta alcanzar índices cercanos a los anteriores a la pandemia se procura que esos vehículos puedan moverse más rápido. Con esa intención, se ha ampliado de manera significativa la red de carriles bus segregados en un buen número de calles del centro de la ciudad, con lo que se ganará en velocidad comercial de los autobuses urbanos.