Suplantan la identidad de un palentino para comprar dos teléfonos de alta gama

Los investigados, vecinos de Ceuta, cargaron el montante económico en la cuenta bancaria del denunciante

Investigador de la Guardia Civil
Investigador de la Guardia CivilGUARDIA CIVILEuropa Press

La Guardia Civil de Palencia investiga a un hombre de 57 años y a una mujer de 53 años, vecinos de Ceuta, como supuestos autores de suplantar la identidad de un vecino de Saldaña (Palencia) para comprar a su nombre dos teléfonos móviles de alta gama por valor de más de 2.000 euros.

Según ha informado la Guardia Civil este lunes 2 de agosto en un comunicado, el pasado enero un vecino de Saldaña (Palencia) denunció que su compañía de teléfonos móviles le había cargado en su cuenta bancaria 2.110,52 euros por la compra de dos móviles de alta gama, que el no había adquirido.

Iniciada la investigación, el Instituto Armado averiguó que los teléfonos móviles (que no soportan tarjeta SIM española para localización) habían sido adquiridos por un hombre de 57 años y una mujer de 53 años vecinos de Ceuta.

Al parecer los dos investigados había suplantando la identidad y los datos del denunciante para adquirir los teléfonos móviles, por lo que se les investiga como supuestos autores de un delito de usurpación de estado civil.Tanto las diligencias como los investigados, han sido puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Carrión de los Condes (Palencia).

Asistencia a un perro

Por otra parte, agentes de la Policía Local de Palencia asistieron a un perro que se encontraba dentro de un vehículo estacionado al sol y con las ventanas cerradas, al verificar que el animal poseía unas condiciones inseguras para su salud. Tras esperar a la posible llegada del conductor, los funcionarios procedieron a abrir el mismo para sacar al animal, según el parte de sucesos emitido por el Ayuntamiento.

La intervención se llevó a cabo el pasado sábado, a las 12.10 horas, al recibir una llamada de una ciudadana que informaba del hecho en la calle Nuestra Señora de Rocamador de la capital palentina. Una vez que consiguieron sacar al can, los agentes localizaron al propietario del vehículo, al que instaron para que se personara en el lugar, siendo informado de que iba a ser denunciado por los hechos acaecidos.