Un robot con luz ultravioleta que mata al virus Sars

Ideado para limpiar habitaciones de hospitales, se puede adaptar a cualquier espacio

Automatizar y acelerar la desinfección de espacios con luz ultravioleta es el objetivo del robot diseñado por investigadores valencianos, ideado para limpiar habitaciones de hospitales pero adaptable adonde se requieran soluciones rápidas, eficientes y seguras de higienización como el transporte público.

El diseño inicial de este proyecto del Instituto de Automática e Informática Industrial (ai2) de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), con experiencia en investigación y soluciones en robótica móvil, se podrá dotar de mayor autonomía y versatilidad con la incorporación de sistemas de visión artificial y de control autónomo.

El director de ai2, Francisco Blanes, cuenta que ante la convocatoria de la Generalitat para proponer iniciativas y proyectos innovadores en la lucha contra la COVID-19, idearon una solución dirigida a la desinfección de espacios de forma rápida y eficiente. El proyecto es uno de los subvencionados para su próximo desarrollo.

El objetivo es desarrollar una plataforma móvil (robot) de bajo coste, con dos niveles: en cada uno de ellos se instalan luminarias con luz ultravioleta de tipo C -de longitud de onda que más afecta a los virus tipo Sars como el que provoca la COVID-19-.

Sería totalmente transportable a cualquier ubicación y su sistema de desinfección por medio de luz ultravioleta permitiría la eliminación del cien por cien los gérmenes en un radio de dos metros donde la luz incida directamente.

Según los argumentos para su selección, "no hay existencia de contaminación cruzada, ya que en el sistema no entra en contacto con elementos contaminados, no es invasivo, ya que no requiere químicos, y el tiempo necesario para que funcione es mínimo, de apenas 30 segundos por área de desinfección desde el momento en que se ilumina una superficie" y después de la desinfección, el área y los materiales en ella, pueden ser inmediatamente utilizados.

"La idea inicial era que se aplicara el robot con las luminarias en hospitales, en zonas y habitaciones donde hay una necesidad de limpieza y desinfección rápida", apunta Blanes, quien añade que, "con unas modificaciones, sería aplicable a los vehículos de transporte, que va a ser también un entorno muy necesitado de desinfección".

Según el investigador, "con una adaptación en la forma y la configuración de la plataforma móvil, sería susceptible de utilizarse en autobuses o trenes", una solución innovadora para la desinfección de vehículos.

"El objetivo es tener una solución básica en el plazo de seis meses con funcionamiento remoto operado por un humano para poder evolucionar, si los resultados son óptimos, a soluciones más autónomas de robots que por sí mismos, con sensores y otros sistemas más complejos, pueda llevar a cabo la desinfección de forma autónoma", sostiene.

El plazo del proyecto es hasta diciembre de 2020, fecha para que confían tener "una primera versión viable para espacios interiores y habitaciones en edificios, y poder evolucionar más adelante a una solución para el transporte público y con más autonomía".

"El robot está diseñado para poder cubrir la necesidad de una habitación y, al mismo tiempo, poder ser manejable y gobernable en entornos interiores. La desinfección es efectiva en la medida en la que es capaz de iluminar los objetos y el espacio", explica y defiende: "La idea es una solución que alcance mucho espacio en poco tiempo".

Blanes reconoce que en el mercado han aparecido mecanismos de desinfección y limpieza con luz ultravioleta pero que son "adaptaciones a la actual situación de soluciones ya existentes" de empresas de robótica, como los robot que está probando el Ejército.

"Por la premura han tomado bases robóticas que ya existían y les han colocado iluminación. Nosotros pretendemos crear una base más específica, lo más ligera y manejable posibles", apunta.

Y resalta que aunque en el campo de la desinfección de espacios existen ya soluciones que pueden evolucionar y ser viables, en el ámbito de medios de transporte “no ha habido todavía ninguna solución comercial que se haya presentado, y ahí se podría aportar una mayor innovación”.