La Policía de Alicante disuelve 8 botellones e impone 26 denuncias por no llevar mascarilla

18 de las sanciones han sido por consumo de alcohol

La Policía Local de Alicante ha disuelto ocho botellones durante la pasada noche y ha impuesto 26 denuncias por no llevar mascarilla, consumo de alcohol o drogas.

Según ha informado el Ayuntamiento en un comunicado, 18 de estas sanciones han sido por consumo de alcohol, cinco por no llevar mascarilla, dos por consumo de sustancias estupefacientes y una a un establecimiento que no ha respetado el horario de cierre en el control de las medidas sanitarias y de seguridad anti Covid-19.

Además, la Unidad de Tráfico y Atestados e Investigación de Accidentes de la Policía Local ha intervenido en varios controles y accidentes.

Los agentes se trasladaron sobre las 22.05 horas a la avenida de Alcalde Lorenzo Carbonell, donde un conductor de un ciclomotor había chocado contra el bordillo de la mediana y caído al suelo, dando positivo en las pruebas de alcoholemia, y ha sido denunciado por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

También la policía ha localizado, sobre las 23.00 horas, en la avenida de Locutor Vicente Hipólito, a un conductor que estaba consumiendo alcohol mientras conducía, al cual se le ha dado el alto y realizado las pruebas con resultado positivo en alcohol y drogas, y siendo denunciado con la pérdida de cuatro y seis puntos por cada infracción además de las respectivas multas.

La Policía Local también ha interceptado sobre las 00.20 horas una furgoneta Citroen C-15 que llamó su atención por ser el conductor muy joven, y una vez identificado se comprobó que el conductor era menor de edad y que carecía de carnet de conducir.

En materia de seguridad ciudadana, los agentes de la Policía Local han intervenido esta noche en la localización de tres jóvenes por un presunto delito de hurto y desobediencia en las inmediaciones del puerto, uno de los cuales se había dado a la fuga.

La Policía ha montado un dispositivo localizando, a la altura del Hotel Melia, la presencia de tres jóvenes que coincidían con las características.

El detenido que había tratado de huir era un menor que se había fugado de un centro de menores de Murcia y que debía estar quince días en cuarentena ante posible COVID, motivo por el cual ha sido trasladado hasta el hospital General de Alicante, para realizarle las pruebas pertinentes