El Ayuntamiento de Valencia licita su Plan de la Bicicleta por 74.000 euros

El documento debe establecer las líneas de actuación de los próximos diez años

Una mujer circula en bici con su hija, en ValenciaPILAR ALBELDA VALLSbici

El Ayuntamiento de Valencia ha sacado a licitación el Plan director de la Bicicleta de Valencia, «la herramienta que planificará el impulso a la bicicleta durante los próximos 10 años», tal como ha anunciado este viernes el delegado de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi. La convocatoria ya está publicada en la plataforma de contratación del Sector Público, y el plazo de presentación de ofertas está abierto hasta el próximo 3 de diciembre.

Se trata de un «plan ambicioso», en palabras de concejal Grezzi, «que nos puede consolidar como una ciudad puntera y de referencia en todo el ámbito europeo». El documento de planificación estratégica debe establecer las líneas de acción para los próximos 10 años en la ciudad, un periodo en el que «el uso de la bicicleta como medio de desplazamiento activo y sostenible debe normalizarse e incrementarse aún más de lo que ha crecido hasta el momento en nuestra ciudad y en toda el área metropolitana», ha explicado el delegado de Movilidad.

El objetivo, ha explicado Giuseppe Grezzi, «es crear un marco de estudio y de impulso a la bicicleta durante la próxima década». De hecho, el edil ha destacado «el impulso que ya hemos realizado en los últimos años, desde 2015, en varios ejes: en primer lugar, en las infraestructuras ciclistas, que ha sido el más visible y que ha generado gran debate en la ciudad. Pero que nos ha permitido, 5 años después, ser la ciudad mejor valorada por sus infraestructuras ciclistas y por el número de usuarios y usuarias del carril bici». Precisamente, ha recordado el concejal, Valencia fue reconocida el año pasado con el premio Bike Friendly a la mejor infraestructura ciclista de toda España, «un reconocimiento importante del que, como valencianos, nos tenemos que sentir muy orgullosos», ha afirmado el edil.

El concejal ha explicado también que las políticas ciclistas «no son un fin en sí mismas, sino uno de los principales elementos transformadores de la ciudad en sus modos de desplazamiento y de uso del espacio público: un cambio de paradigma dirigido a invertir la pirámide de movilidad en la que hasta ahora la base eran los vehículos motorizados». De hecho, toda la red de infraestructuras ciclistas desarrolladas en estos años y las líneas de movilidad urbana ya estaban previstas y planificadas en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible de València, PMUS, aprobado en 2013. «Queremos ir transformando la ciudad; ya hemos avanzado mucho en estos años pero queremos ir más allá y tenemos una potencialidad enorme porque las condiciones de base de Valencia son muy buenas por su orografía plana, por su clima y porque se lleva desarrollando una cultura de la bicicleta desde hace más de tres y cuatro décadas», ha añadido el concejal.

Tal como ha manifestado Grezzi, «el proceso acaba de empezar y, para ello, se requiere establecer las líneas básicas que creen los pilares sobre los que establecer las estrategias de crecimiento y mejora de la red ciclista, pero también las líneas y necesidades de actuación para animar a más personas a utilizar la bicicleta en más desplazamientos y con mayor asiduidad».

Doce meses de plazo de ejecución

El contrato para el desarrollo del Plan Director de la Bicicleta sale a licitación con un valor estimado de 74.380,16 € (sin impuestos) y un plazo de ejecución de 12 meses. Las entidades licitadoras deberán presentar una memoria en la que se reflejen los objetivos a alcanzar con el Plan, y entre los puntos a destacar, se propone la realización de un diagnóstico, tanto del viario como social, que destaque los diferentes perfiles de las personas usuarias y no usuarias, habituales y esporádicas de la bicicleta en Valencia. «Queremos conocer la sociología de las personas usuarias, pero también de aquellas que no hacen uso de la bici y cuáles son sus dificultades o reticencias», ha explicado el delegado. Para ello, el concurso prevé también la premisa de realización de una encuesta y un proceso de participación, que deberán proponer las entidades en su oferta.

Asimismo, se han publicado los contenidos mínimos que deberá trabajar el PDBV, que giran en torno a los siguientes puntos: Infraestructuras ciclistas, Intermodalidad, Aparcamiento, Robo, Programas sectoriales para el fomento de la movilidad sostenible, Agencia Municipal de la Bicicleta y Transporte de mercancías, además una memoria económica, una programación de las propuestas, y la definición de los indicadores de seguimiento del plan. Finalmente, en la propuesta se indicarán también los medios humanos mínimos que la empresa adjudicataria deberá poner a disposición de la asistencia técnica y que constituyen el equipo de redacción del plan.

El concejal ha concluido su intervención señalando que estamos ante un «plan amplio, que definirá el modelo de movilidad urbana en los próximos años». «El PDBV debe combinar medidas, tanto de estímulo de los desplazamientos en bicicleta como de disuasión del uso irracional del vehículo privado a motor, siempre creando mejora del espacio público y fomentando los desplazamientos saludables, activos y sostenibles, como es caminar, el medio por excelencia a priorizar y el transporte público», ha concluido.