El PSPV cede ante Compromís y aprobará la Agencia Valenciana de Energía junto a los presupuestos

Sin embargo no ha habido acuerdo en la bonificación del impuesto de sucesiones a las empresas familiares

La portavoz de Compromís, Papi Robles, interviene en la sesión de control en Les Corts
La portavoz de Compromís, Papi Robles, interviene en la sesión de control en Les Corts FOTO: Manuel Bruque EFE

Los grupos del Botànic han alcanzado finalmente un acuerdo para la creación de la Agencia Valenciana de la Energía (AVEN), aunque no ha sido posible en la bonificación del impuesto de sucesiones a la empresa familiar, que piden los socialistas y no apoyan Compromís ni Unides Podem.

Así lo han explicado las síndicas de estos tres grupos antes de la comisión de Economía de Les Corts, que debate este jueves la 266 enmiendas parciales presentadas por los grupos a la conocida como ley de Acompañamiento a los presupuestos de la Generalitat para 2023.

Tras los desencuentros públicos entre los tres partidos del Botànic de los últimos días sobre las renovables, finalmente el PSPV, Compromís y Unides Podem han registrado una enmienda conjunta para la creación de la Agencia Valenciana de la Energía, como entidad de derecho público destinada a consolidar un nuevo modelo energético.

Según recoge el acuerdo alcanzado, la AVEN pretende conseguir el autoabastecimiento energético en la Comunitat Valenciana a través del impulso de actuaciones para la descarbonización de la energía, como el fomento de las energías renovables para obtener el menor precio posible.

Entre sus funciones, figuran promover sistemas públicos de producción de energía renovable, fomentar la democratización de la energía entre la ciudadanía, introducir medidas para la implantación de fuentes de energía renovables, o establecer ayudas e incentivos financieros para promover estas energías.

La AVEN se estructurará en una presidencia, vicepresidencia, consejo rector, dirección general y consejo asesor, y su puesta en marcha estará condicionada a la aprobación por parte del Consell del desarrollo reglamentario de este nuevo organismo, según señala el acuerdo.

La síndica socialista, Ana Barceló, ha explicado que las diferencias que separaban a los socios de gobierno eran las funciones de esta Agencia y que tuviera seguridad jurídica y no invadiera competencias de carácter estatal o local, algo que finalmente se ha pactado con un acuerdo que da “estabilidad” al Botànic y evidencia que el PSPV cumple todos sus compromisos.

La síndica de Compromís, Papi Robles, ha celebrado que se haya “retomado el espíritu” del Botànic con este pacto, y ha reivindicado que la AVEN permitirá impulsar la implantación de las renovables, desde la mirada de poder bajar la factura a toda la gente y consiguiendo la soberanía energética.

La síndica de Unides Podem, Pilar Lima, ha indicado que la AVEN es un primer paso para impulsar las renovables, donde ya se va “tarde”, y su compañera Estefanía Blanes ha explicado que quedan pendientes otras cuestiones referidas a las plantas fotovoltaicas, como la protección del territorio o la autonomía municipal.

Sin embargo, no ha sido posible el acuerdo en torno a las dos enmiendas del PSPV que piden bonificar al 99 % el impuesto de sucesiones a las empresas familiares que facturan más de 10 millones de euros, pues aunque Barceló ha señalado que espera que se sumen el resto de grupos, Compromís y Unides Podem han afirmado que no lo harán.

“No es momento de perdonar dinero a la gente que más dinero tiene, que más dinero gestiona“, sino de fortalecer los servicios públicos, ha manifestado Robles, mientras que Lima ha destacado que se trata de una propuesta “unilateral” del PSPV y que no van a dar “más beneficios o ventajas al clan Roig por ejemplo”.

Desde la oposición, el diputado del PP José Antonio Rovira ha acusado al Botànic de no querer acordar nada con el resto de grupos y ha criticado que mediante la ley de acompañamiento se creen “nuevos chiringuitos para colocar a toda la tropa”, como la AVEN, se elimine el “control financiero” de las subvenciones y se cree “la Policía lingüística” del valenciano.

La diputada de Ciudadanos Yaneth Giraldo ha criticado que el PSPV no ha querido negociar con ellos la enmienda sobre Sucesiones, pese a que tienen una enmienda más amplia en este ámbito y están dispuestos a acordar, y ha lamentado que el Botànic se dedique a sus “guerras internas” y a intentar “marcarse pulsos”. Vox no ha presentado ninguna enmienda parcial.