Cultura

Almodóvar busca otra vez la gloria en Hollywood

La Academia ha seleccionado su más reciente filme para representar a España en los Oscar, donde podría competir en varias categorías

"Dolor y gloria"ha sido elegida para representar a España en los Oscar, aunque todavía debe superar el filtro de la Academia para poder participar en la categoría de Mejor Película Internacional el próximo 9 de febrero

Publicidad

La elección estaba entre Amenábar, Almodóvar y Buñuel o, mejor dicho, Salvador Simó, que dirige un filme animado sobre el célebre cineasta. Y aunque Amenábar fue el último en ganarle a España una estatuilla de la Academia en 2005, la oportunidad será en esta ocasión –la séptima, en su caso– para Pedro Almodóvar, que podría representar al país en la próxima edición de los premios Oscar con «Dolor y gloria». Eso si su filme autobiográfico, protagonizado por Antonio Banderas, pasa el filtro en Estados Unidos y se clasifica como una de las cinco elegidas para competir el 9 de febrero como mejor película internacional.

La noticia alcanzó al director de camino al Festival de Toronto, donde justamente presentará la cinta este fin de semana. «No puedo estar en la Academia con todos vosotros, pero quiero agradecer a los académicos españoles el apoyo y la oportunidad de poder competir», manifestó Almodóvar en un comunicado difundido horas después de que Belén Cuesta hiciera pública la decisión de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas. «Es todo un honor representar a nuestra industria, justamente Toronto es un lugar perfecto para comenzar nuestra campaña –añadía la nota–. No será fácil estar entre las cinco nominadas porque hay mucha competencia, cada año más». El director también agradecía «su talento y entrega a todos los actores y técnicos que han intervenido en la película». El resto de filmes que participarán en esa categoría serán anunciados en noviembre por Hollywood.

En «Dolor y gloria», que fue un éxito de taquilla en España y Francia, Almodóvar plantea un viaje al origen de su pasión por el séptimo arte, su entorno familiar y la génesis de su homosexualidad, además de los locos años 80 y los vicios y miedos de la edad madura de la mano de Antonio Banderas, quien le interpreta. El actor ya fue premiado por su trabajo en Cannes y, de hecho, no se descarta que tanto Banderas como Almodóvar estén nominados en las categorías de mejor actor y director, respectivamente, ya que «Dolor y gloria» se estrenará en Estados Unidos y Canadá el 4 de octubre. Por otra parte, la tarea de promoción internacional ya se ha estado haciendo desde Cannes, así como en el festival de Telluride (Colorado) y ahora en los de Toronto y Nueva York (a donde llegará el 27 de septiembre).

De las seis veces en que sus películas han sido seleccionadas para representar a España en Hollywood, Almodóvar ha superado la segunda prueba en dos ocasiones: con «Mujeres al borde de un ataque de nervios» y «Todo sobre mi madre», que le valió el galardón en 2000. Tres años más tarde compitió con «Hable con ella» en las categorías de mejor dirección y mejor guion y se hizo con la estatuilla en esta última.

Publicidad

Las otras candidatas

Publicidad

«Mientras dure la guerra», de Alejandro Amenábar, y «Buñuel en el laberinto de las tortugas», de Simó, eran las otras dos cintas preseleccionadas en agosto junto con la de Almodóvar. La del primero es una lectura de la Guerra Civil y de los últimos meses en la vida de Miguel de Unamuno, además de abordar su conocido enfrentamiento con el general Millán-Astray, que tuvo lugar en el Paraninfo de la Universidad de Salamanca el 12 de octubre de 1936, durante la entonces llamada Fiesta de la Raza y del que han surgido decenas de leyendas.

Por otra parte, el filme animado de Salvador Simó, basado en las viñetas del cómic homónimo de Fermín Solís, recrea tres años en la vida de Luis Buñuel –de 1930 a 1933–, es decir, los acontecimientos que precedieron a la realización del documental «Las Hurdes, tierra sin pan», así como el rodaje en sí y lo que vino después. Entonces, el ahora célebre director tenía 32 años y aún no se había consagrado, de hecho, se encontraba en un momento delicado de su carrera.