Música

Ara Malikian: «Unos salen del armario y yo salí del foso»

El violinista libanés Ara Malikian
El violinista libanés Ara Malikian

Ara Malikian es un virtuoso del violín poco ortodoxo, que prefiere bailar y saltar mientras toca antes que sentarse tras el atril con el gesto contenido propio de la música clásica, una actitud de la que "se liberó"el día que salió del foso de la orquesta, ha asegurado en una entrevista con Efe.

"Hay gente que sale del armario, yo salgo del foso", ha bromeado el músico libanés de ascendencia armenia y que reside en España hace más de diez años.

"Es difícil salir del foso, pero cuando lo consigues lo disfrutas a tope", ha añadido, y eso es lo que pretende hacer el próximo 26 de marzo en el Gran Teatro del Liceu, donde actuará dentro del Suite Festival BCN Music Experience.

Malikian ya ha actuado anteriormente en el Liceo como violinista solista de la OSM del Teatro Real de Madrid y como director de la orquesta que acompañó a la bailaora Sara Baras en una de sus actuaciones en el coso barcelonés.

Esta vez estará sobre el escenario, que es lo realmente le gusta, porque "el contacto con el público es esencial"para este expresivo músico.

Malikian se inició en el violín a corta edad y la guerra civil libanesa le obligó a estudiar en los refugios antiaéreos de su ciudad.

Posteriormente, amplió estudios en Alemania y Gran Bretaña y rápidamente empezó a recibir prestigiosos premios en todo el mundo.

Su prestigio como violinista y su capacidad para comunicarse con el público le permitieron pronto saltar del foso al escenario y actualmente tiene en marcha proyectos de éxito como "PaGAGnini", que revisa en clave humorística y teatral algunas piezas cumbre de la música clásica.

Estos proyectos más personales buscan "despertar el amor a la música. Quisiera hacer entender a la gente que la música clásica mola y que no hace falta ser un entendido para disfrutarla", ha aclarado.

Algo que ha conseguido, como se puede comprobar en sus conciertos, donde "hay de todo, desde niños hasta aficionados al heavy metal. Gentes de todos los sabores y todos los colores que van a escuchar un concierto de Vivaldi o de Bach".

En los últimos años, Malikian se ha ganado el cariño y el respeto de un público numeroso y hace más de 450 funciones anuales -hay días con sesión doble- con los más de 10 espectáculos diferentes que tiene actualmente de gira.

El concierto que ofrecerá esta semana en el Liceu será "recopilatorio", según el intérprete, e incluirá piezas de los diferentes espectáculos en los que ha trabajado en los últimos treinta años.

"Habrá un poco de todo, desde música clásica hasta música libanesa, pasando por piezas armenias, flamenco, temas sudamericanos y hasta un poco de ópera", ha anunciado.

Asimismo, presentará algunos temas propios recientes, la mayoría emparentados con la tradición musical armenia y compuestos con motivo del centenario de genocidio de este pueblo.

Tras su paso por el Liceu actuará en Aldaia (Valencia) junto al guitarrista Fernando Egozcue y hace poco estuvo en Illescas (Toledo) con el artista flamenco Jose Luis Montón.

Dos ejemplos de los muchos proyectos que tiene en paralelo, algo habitual en Ara Malikian, que cree que "el peor enemigo para el músico es entrar en la rutina".

Su espíritu innovador y rompedor ha provocado en alguna ocasión las críticas de los más puristas, pero Malikian cree que "las cosas están cambiando"y "algunas orquestas que antes ni siquiera se planteaban cambiar nada, han empezado a planteárselo cuando han visto los auditorios vacíos".

Quien hace mucho que no ve auditorios vacíos es Ara Malikian, que en su actual gira titulada "Ara Malikian 15"ha agotado localidades en muchas de las ciudades por las que ha pasado.