Lección de mecenazgo en la Academia

Cuándo: hasta el 10 de marzo. Dónde: Real Academia de BB AA de San Fernando. C/ Alcalá, 13. Madrid. Cuánto: gratuita.

«Manzanas», de Bores, en la exposición
«Manzanas», de Bores, en la exposición

La Asociación Colección de Arte Contemporáneo nació hace treinta años, casi los que tiene el Reina Sofía, como un experimento por el que pocos habrían apostado. Grandes empresas aportaban una cantidad fija a la asociación (la cuota ha ido variando) para que ésta, que cuenta con asesores de renombre, adquiriese piezas de arte de autores españoles. «Nuestro primer objetivo ha sido conseguir que obras de arte significativas de autores españoles permanezcan en nuestro país», explicó José Lladó, presidente de la asociación. El resultado es una colección de más de 1.200 entre las que hay pocas de los «grandes nombres» (debido a obvias limitaciones de presupuesto), con las que se construye un «nuevo discurso» de la historia del arte español contemporáneo, cuyos fondos forman una exposición en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en Madrid. La colección construye la visión colectiva de artistas que, en contraposición a los célebres como Dalí, Miró o Picasso, trabajaban en la Península, no en París. Desde 2003, forman parte del comité asesor Eugenio Carmona (catedrático de la Universidad de Málaga) y María de Corral (ex directora del Reina Sofía), que ayer destacó la importancia de esta colección (que hoy podría valer en el mercado 28 millones de euros, según Lladó) y su libertad, «sólo guiada por criterios artísticos». Por su parte, Carmona se centró en los aspectos que hacen especial a la colección, como su atención al «novecentismo», que definió como una manera de «plantear un ideal en relación con lo vernacular», es decir, de qué forma la vanguardia se inserta en la tradición propia española. La piezas de la colección que tienen su sede en el Patio Herreriano de Valladolid se organizan en Madrid alrededor de cinco bloques para abordar la creación en España entre los años 1916 y 1956, e incluyen firmas como las de Sunyer, Hugué, Togores, Gargallo, Cossío, Maruja Mallo, Julio González y también Dalí, Miró o Chillida.