Los coleccionistas pintan mucho

De izda. a dcha., la autora, Carmen Reviriego, la directora de «Grazia», Charo Izquierdo, y la periodista, Marta Robles
De izda. a dcha., la autora, Carmen Reviriego, la directora de «Grazia», Charo Izquierdo, y la periodista, Marta Robles

Son los verdaderos protagonistas de esta historia, aunque, la mayoría de las veces, su nombre quede eclipsado por las cifras económicas que gestionan y que suelen acaparar todos los titulares –para ejemplo, el de Elaine Wynn, ex mujer del magnate americano Steve Wynn, cuyo protagonismo ha quedado diluido en la astronómica cifra de 142,5 millones de dólares que pagó por el tríptico de Francis Bacon «Tres estudios de Lucian Freud», una de las obras más caras de la historia–. A pesar de la ingente cantidad de información que proporcionan a los medios, el oficio de coleccionista sigue estando rodeado de cierto misterio y es uno de los grandes desconocidos del universo artístico.

Para arrojar algo de luz sobre las mil incógnitas que rodean esta profesión, Carmen Reviriego se ha adentrado en «El laberinto del arte» (Paidós), el libro que centró ayer la primera «Fiesta del coleccionismo privado en Madrid», un evento patrocinado por la revista «Grazia» y la Fundación Santander, que está llamado a ser la cita previa e indispensable al inicio de ARCO, que arranca hoy motores en la capital. El encuentro tiene como objetivo fomentar iniciativas que favorezcan el coleccionismo privado, así como acercar este mundo a aquellas personas que muestren inquietudes hacia él y para las que el libro de Reviriego se va a convertir en un manual indispensable, ya que desgrana el funcionamiento y las reglas de este mercado, así como de sus principales figuras, muchas de las cuales quisieron apoyar la primera edición de este evento que tuvo como escenario la Real Casa de Correos de Madrid. Entre ellos, la baronesa Thyssen, que alabó a la autora –«ha interpretado muy bien lo que le conté sobre esta profesión»– y realizó algunas reflexiones sobre la «soledad del coleccionista» y su experiencia en este campo. La presentación, orquestada por la periodista Marta Robles, también contó con la asistencia de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, que ensalzó el valor de esta convocatoria: «Proteger y desarrollar el coleccionismo es una labor que siempre contará con el apoyo del ayuntamiento», aseguró en su intervención. Asimismo, entre los asistentes estuvieron José Creuheras, vicepresidente del Grupo Planeta; Isabel Gemio, Javier Bardají, director general de Atresmedia Televisión,; Carlos Urroz, director de ARCO, Guillermo Solana, director del Thyssen, Isabel Gemio, y la directora de «Grazia», Charo Izquierdo, quien definió «El laberinto del arte» como «un libro delicioso», del que destacaron su capacidad para conjugar lo práctico y lo sentimental. «Es emocionante, revelador, está escrito desde el corazón», comentaba Marta Robles. La autora del libro, por su parte, confesó que «hablar del lado racional y emocional del arte ha sido lo que más me ha costado; llegó a ser hasta obsesivo».