Peste en la ciudad

La Fundació Suñol saca a la luz la cara oculta de las grandes urbes en vídeo y Arts Santa Mónica indaga en el futuro de Europa con fotografías

La violencia es la protagonista de «Ça sera beau. From Beirut with love», de Waël Noureddine, un vídeo estremecedor del Líbano de 2005
La violencia es la protagonista de «Ça sera beau. From Beirut with love», de Waël Noureddine, un vídeo estremecedor del Líbano de 2005

La Fundació Suñol saca a la luz la cara oculta de las grandes urbes en vídeo y Arts Santa Mónica indaga en el futuro de Europa con fotografías

Aunque la porquería se oculte bajo la estera, continúa allí. A primera vista puede parecer un apartamento impoluto, pero pronto la peste y podredumbre se harán evidente y quizá sea demasiado tarde para ponerle remedio. Es como el célebre chiste del niño que no encuentra el lavabo en casa de su amigo y, sin poder se aguantarse más, va de vientre en una maceta cuando nadie le mira. Al día siguiente, ya en su casa, recibe una llamada desesperada de los padres de su amigo. «Por favor, no nos enfadamos, sabemos que te has cagado, ¡sólo dinos por dios dónde!».

Aunque las sociedades contemporáneas sólo quieran ensalzar y proyectar su lado amable, es importante que no oculten sus problemas y miserias porque, sin visibilidad, es imposible que se puedan corregir. Si algo bueno tienen los creadores y artistas actuales es que no quieren ofrecer imágenes idílicas e idiotizantes, sino que su voluntad es que no haya rincón oscuro que quede sin ser descubierto. El último ejemplo lo tenemos en sendas exposiciones en el Arts Santa Mónica y la Fundació Suñol, en el que el vídeo documental y la fotografía son utilizados para abrir los ojos a un público que muchas veces preferiría tenerlos cerrados.

Las ciudades y Europa son en estas exposiciones los monstruos a los que se les ha quitado la careta para que su auténtica fealdad no quede matizada. La Fundació Suñol acoge «Acto 34: La ciudad otra. Archivos OVNI», una muestra que acoge 6 vídeos en pantalla grande y ocho más consultables por ordenador que desgranan la otra cara de urbes como Barcelona, EL Cairo, Casablanca, Nápoles, Marsella o Beirut. «Las proyecciones muestran las ciudades vistas desde prismas que pasan desapercibidos, ciudades que se rigen por la economía y dejan de lado el factor social», comenta Xavier de Luca, comisario de la exposición.

Gracias al amplio archivo recopilado durante 20 años por el colectivo OVNI, la Suñol ha hecho una selección de los trabajos documentales y de videoarte más impactantes del catálogo para construir un discurso unitario que enfatiza y da más relevancia a las piezas. En total, visionarion hasta 70 piezas de diferentes formatos y duraciones hasta encontrar estos seis principales trabajos, que cada día de la semana se van alternando para que el visitante los pueda degustar poco a poco. Desde un puertro de Barcelona desnaturalizado por el turismo, que no por ello oculta los rastros de su cruel pasado de centro de esclavos hasta las revueltas árabes de El Cairo o la violencia de Beirut, los vídeos sorprenden y dejan en entredicho muchas de nuestras ideas preconcebidas de estos espacios. «El enfoque viene de la exposición “Miró otro” de los años 60, que mostraba todo el trabajo del pintor detrás de las obras, todo lo que no se ve, y quisimos hacer lo mismo con las metrópolis; queríamos enseñar lo que no se ve pero hace que la sociedad sea como es», asegura Sergi Aguilar, director de la fundación.

Un futuro de vértigo

Por su parte, Arts Santa Mónica acoge la tercera y última muestra del Festival DOCfield>16. Bajo el título «Mitos del futuro próximo», inspirada en el libro de J. G Ballard, la exposición acoge fotografías de Carlos Alba, Arnau Bach, Nico Baumgarten y Julián Barón, que ilustran una Europa que se abre con dificultades hacia un futuro cada vez con más incógnitas. La actual crisis de identidad de todo lo europeo es el gran tema. «Es una muestra constructiva sobre lo que Europa es y puede llegar a ser», dice Natasha Christia, directora del festival.