Cultura

BBK Live: 35.800 personas por la supervivencia de la música

La 14ª edición del festival arrancó ayer en Bilbao con Vetusta Morla, Liam Gallagher, John Grant y Thom Yorke, entre otros, como principales espectáculos

La 14ª edición del festival abrió ayer con Vetusta Morla, Liam Gallagher, John Grant y Thom Yorke, entre otros, como principales espectáculos

Publicidad

Ese gran sentimiento que es la música. Que hace bailar. Vibrar. A veces saltar. O menear la cabeza. La música. Que permite volver al principio. De una banda. O de uno mismo. O que impulsa para disfrutar. Y, para gozo, el del BBK Live. Ayer arrancó el festival que alberga Bilbao en una primera jornada con 35.800 asistentes. Aún estaban los rayos del sol y el público ya estaba en Kobetamendi dispuesto a sentirlo todo. A plena luz del día, un John Grant descalzo y con bermudas supo iniciar la tarde al ritmo que la baqueta producía al chocar -literalmente- con su cencerro.

Vetusta Morla encendió el festival cantando varias de sus canciones más conocidas. Entre otras, el público se entregó con “Maldita dulzura”, “Copenhague” y “23 de junio”. Era uno de los más esperados del cartel y no solo por su nombre, sino también porque han pasado cinco años desde que se subió por última vez al escenario del festival de Bilbao. “Por las salas de música y su supervivencia”, dijo el cantante para toda una organización que hace posible que miles de personas disfruten cada año. Tal es el éxito que ya se han anunciado las entradas agotadas para el viernes.

Tras el ritmo pausado pero intenso de Nihls Fram, llegó uno de los platos fuertes de la noche: Liam Gallagher. El más macarra de los hermanos de Oasis, agarrado a sus maracas, dio una lección de Rock & Roll con canciones de su conocido repertorio, pero también algunas novedades y clásicos: como hizo su hermano el año pasado, Gallagher entonó la que él llama “this fucking song”: “Wonderwall”. El público se entregó durante un espectáculo con una puesta en escena que parecía sacada de la película Trainspotting: los colores y las luces contrastaban con el carácter del cantante sobre el escenario.

La primera noche de la 14ª edición del festival continuó con multitud de personas rodeadas del verde de las carpas de Heineken y con Thom Yorke, líder de Radiohead, que consiguió envolver al público presentando su proyecto en solitario (“Tomorrow's Modern Boxes”). Tras conciertos como el de Nicola Cruz o Mis Nina, la jornada se cerró con el ritmo techno y la psicodelia Modeselektor.

Publicidad

BBK Live: arriba y abajo de Kobetamendi

Hoy más y, quizá, mejor. Al festival le quedan dos jornadas por delante con conciertos como el de Rosalía, Suede y The Strokes, entre otros. Pero no todo queda en lo alto de Bilbao: las calles también celebran este fin de semana de música. Como entonó el cantante de Vetusta Morla, “sálvese quien pueda”. La ciudad, entera, no va a descansar estos días gracias a Bereziak. Aquellos que no lleguen a subir la montaña, pueden disfrutar de conciertos gratuitos como es el que patrocina Heineken en el Arenal. En este espacio, actuarán hoy Pony Bravo (13:00), así como mañana lo harán los Hermanos Cubero (13:00) y Lorena Álvarez (14:15). Entre otros espacios, este hace posible -gracias al trabajo de BBK Live y Heineken- que no solo disfruten aquellos que suben a Kobetamendi, sino toda la ciudad.

Publicidad