Boadella sobre las denuncias a Plácido Domingo: "Las manos de un macho no están para estar quietas precisamente"

El dramaturgo ha salido en defensa del cantante y ha puesto en duda la dignidad de la soprano que asegura que el tenor se propasó con ella

Albert Boadella ha salido en defensa del cantante y ha puesto en duda la dignidad de la soprano que asegura que el tenor se propasó con ella

La polémica por las denuncias contra Plácido Domingo por presunto acoso sexual copan las redes sociales con mensajes a favor y en contra del tenor español. Tras publicar la agencia Associated Press que otras once mujeres, diez de ellas de forma anónima, habían denunciado a Domingo, el dramaturgo Albert Boadella ha salido en defensa del cantante y ha puesto en duda la dignidad de la soprano que asegura que el tenor se propasó con ella. "Angela Turner cuenta que hace 20 años Placido Domingo entró en su camerino e hizo resbalar sus manos desde los hombros hasta los pechos. O sea, que no le propinó un guantazo como cualquier mujer sensata que no desea ligar. Acoso denuncia. Y ahora ella se suma al acoso del tenor", escribió Boadella en Twitter.

En la conversación tras este mensaje, un internauta propone que "igual Plácido debería tener las manos quietas", a lo que Boadella responde: "Las manos de un macho no están para estar quietas precisamente. De lo contrario los humanos no existiríamos como especie". Un comentario que fue calificado como poco apropiado por los seguidores de la red social.

Ante la polémica creada, Boadella defiende que el "guantazo"garantiza la dignidad de la presuntamente agredida y que esta dignidad está por encima de cualquier interés profesional. "Lo contrario es un acto de prostitución ya sea hembra o macho", ha zanjado Boadella.