Jamie Foxx encarnará a Mike Tyson

El actor Jamie Foxx

El oscarizado Jamie Foxx interpretará Mike Tyson en la película que llevará a la gran pantalla las andanzas dentro y fuera del cuadrilátero del mítico y polémico exboxeador.

La película, que según informa Variety todavía no tiene título, contará con guión de Terence Winter (El lobo de Wall Street, Boardwalk Empire, Los Soprano)y con Rick Yorn, el agente de Foxx, como productor.

El proyecto está todavía dando sus primeros pasos y actualmente no cuenta con un gran estudio que lo respalde, aunque con el tirón mediático de Tyson y la presencia de Winter y sobre todo de Foxx, no debería ser difícil que pronto consiga un distribuidor.

Tyson y Foxx son prácticamente de la misma edad, así que para que el actor diera vida en sus años de éxito -cuando el púgil apenas tenía 20 años- sería necesario rejuvenecerlo en pantalla utilizando técnicas de CGI, tal y como apuntó el propio Tyson en una entrevista.

"Yo y Jamie Foxx estamos hablando y vamos a hacerlo. El tiene más

o menos mi misma edad, así que no podría interpretarme más joven pero ahora tienen un nuevo sistema para conseguirlo", afirmó en declaraciones al Daily Mirror. UNA BESTIA DENTRO Y FUERA DEL RING

Uno de los deportistas más polémicos de las últimas décadas, la historia de vida de Tyson es material más que jugoso para armar un buen y muy potente guión. Conocido por la ferocidad de su pegada y el poder que que mostró en el ring, Tyson se convirtió en el boxeador número uno a finales de los 80.

Una de las figuras deportivas más populares, de origen humilde en Brooklyn pero con una personalidad muy conflictiva. Una bestia que arrasaba dentro del cuadrilátero... y en ocasiones también fuera del mismo.

Después de perder su título de campeón de los pesos pesados en 1990 ante Buster Douglas, la vida de Tyson entró en una deriva de descontrol, incluyendo un período de seis años en la cárcel tras ser declarado culpable de violación. Tyson regresó al boxeo, pero nunca volvió a la cima y copó titulares por sus derrotas ante Evander Holyfied (célebre por el momento en el que Tyson le arrancó de un mordisco parte de su oreja) y Lennox Lewis.

Después de dejar el boxeo en 2005, Tyson se enfrentró a varios de los combates más duros de su vida: la quiebra económica y, especialmente la muerte de su hija. En los últimos años, se ha mantenido fuera de problemas