Actualidad

«La visita»: Mis abuelos dan miedo

Dirección y guión: Night Shyamalan. Intérpretes: Kathryn Hahn, Olivia DeJonge. EE UU, 2015. Duración: 94 minutos. Terror /Comedia

Tanto le entusiasma el efectismo, los giros de guión (algunos más inteligentes que otros) a este director que, en ocasiones, más que contar una historia pareciera recrear una leyenda urbana. Como en el caso que nos ocupa, sin ir más lejos. Estamos, desde luego, en un terreno perfecto para el menudo Shyamalan: una madre recién abandonada deja a sus dos hijos en la remota granja de sus padres para que pasen unos días con ellos porque todavía no los conocen. Ambos adolescentes descubren pronto que los dos ancianos, cuando menos, son estrambóticos y sobre todo ligeramente siniestros... Y hasta aquí llegamos, porque el autor de «El bosque» siempre nos lo pone difícil a la crítica. Combinación exótica de comedia negra y terror, y una velada declaración de amor al cine por parte de Shyamalan (la joven protagonista está grabando un documental durante todo el filme para, dice, presentarse a los Oscar), «La visita» posee varias escenas, sobre todo en la primera parte de la cinta, que impactan y dan miedito, pero el cóctel no termina nunca de convencer, como si el espectador estuviera esperando en cualquier momento la «sorpresa» del lote y, cuando ésta al final se produce, una tiene la ligera sensación de que la han timado un poco. Hay influencias: del reciente cine de terror japonés, de los cuentos clásicos infantiles, incluso un ligero aire a lo «Paranormal Activity», pero todo se hace corto y suena leve. Mención aparte merece el final de la película, un número de «rap» parece que metido con calzador que dejará al espectador pasmado. Suena todo muy extraño, y no me refiero a las andanzas de los ancianos protagonistas. Verán cómo se soluciona el verdadero misterio cuando aparezca el DVD e incluya otros posibles colofones. El montaje del director. Ya saben, hay que sacar más tajada.

Publicidad