Resacón en Maspalomas

La directora, Manuela Moreno (segunda por la izquierda), junto al reparto del filme, en Málaga
La directora, Manuela Moreno (segunda por la izquierda), junto al reparto del filme, en Málaga

Se presenta en Málaga «Cómo sobrevivir a una despedida», una comedia alocada y femenina dirigida por Manuela Moreno.

Desde «Resacón en Las Vegas» o «Very Bad Things», ya sabíamos cómo se las gastan los hombres en el trance de decir adiós a la soltería. Ahora, la comedia española las enfoca a ellas siguiendo el patrón norteamericano. Aunque para Manuela Moreno, directora de «Cómo sobrevivir a una despedida», «en esta película nos hemos quedado cortos», ya que, mantiene entre risas, su experiencia le indica que en estas lides «la realidad supera a la ficción». La nueva apuesta de Nostromo y Atresmedia por la comedia juvenil, presentada ayer en el Festival de Cine Español de Málaga –donde compite en la Sección Oficial antes de su estreno en cines esta semana–, arranca bajo dicha premisa: cinco chicas –una de «ellas», el amigo gay de la infancia– y dos noches en Canarias. ¿Qué puede salir mal? Prácticamente todo excepto la carcajada, mantiene su directora: «Queremos que la gente se entretenga y pase un rato increíble; quien haya visto el tráiler o el cártel ya sabe que no va a ver una película de David Lych, por mucho que me guste a mí ese director».

Una encrucijada grupal

Nora, Gisela, Tania, Marta y Mateo, cerca ya de la treintena –con la crisis existencial que implica –, emprenden un viaje de desmadre y alcohol a Maspalomas para despedir a la mojigata Gisela, sin saber que, en el fondo, están embarcándose en una encrucijada grupal en la que acabarán replanteándose sus caminos y los motivos que las unen. «Yo quería trabajar los personajes con honestidad, sin entrar en la caricatura, añadiéndo al concepto de desparrame un poco de corazón», asegura la directora, quien cree que tras estos papeles diferenciados –desde las «destroyers» Marta y Mateo, la insegura Tania y la «lideresa» Nora– se esconde «una pizca de verdad» en la que pueden sentirse reflejadas muchas personas.

A Moreno sus aplaudidos trabajos en el corto(«Pipas», el más reciente y recordado) le valieron ser literalmente elegida por los productores para acometer este proyecto rodado en Gran Canarias, apuesta de gran público ahora que el bikini asoma: «Ellos me seguían la pista y pensaban que yo cumplía perfectamente el perfil para esta comedia; ha sido mucha responsabilidad porque es mi primer largometraje y el proyecto ya estaba cerrado, muy claro, con fechas de rodaje y todo financiado». Su misión ha sido lidiar con un plantel actoral que, desde el minuto uno, hizo piña instintivamente. «Yo tenía miedo porque no se conocían entre ellos y pretendía que esa amistad traspasara la pantalla, pero desde el primer día hubo muy buen “feeling” y yo me uní a ellos, sin marcar nunca las líneas entre director y actor. Al final va a quedar para siempre como “nuestra primera película” para casi todos nosotros». Natalia de Molina («Vivir es fácil con los ojos cerrados») y Úrsula Corberó («Perdiendo el Norte») encabezan un reparto que completan María Hervás, Celia de Molina y Brays Efe.

Crisis de identidad

Cada uno de ellos representa una postura diferente ante esa edad intermedia que son, en este caso, los 27 años. La película esboza ligeramente la problemática generacional, «ese quiero y no puedo de muchos jóvenes hoy en día –explica Moreno– aportando al mismo tiempo el mensaje de que tienes que hacer de ti mismo tu mejor marca». La Generación BY («By Yourself»), la llaman. Y nace con precuela: el libro «Cómo sobrevivir al amor» (Planeta Visión), de Olga Salar, que narra la forja de este grupo de amigas que, en la película presentada ayer, atraviesan una crisis de identidad entre copa y copa y resaca y resaca. Aseguran sus protagonistas que, a pesar de que el público femenino o juvenil encuentre rápidamente puntos de unión, la historia puede despertar interés en cualquiera, también entre hombres y adultos, pues, insisten, ¿quién no quiere saber qué pasa dentro de una despedida de soltera? A quienes probablemente sorprenda (y callamos el porqué) será a los seguidores de las extintas Spice Girls. En cualquier caso, «Cómo sobrevivir a una despedida» es hasta el momento la comedia más alocada presentada a concurso en lo que va de Festival de Málaga, una cita en la que ayer también se estrenó «Matar el tiempo», un «thriller» de Antonio Hernández con Ben Temple y Yon González, «chico de moda» por otra de las comedias del año, en la que comparte cartel con Blanca Suárez y Úrsula Corberó, «Perdiendo el Norte».