Actualidad

«Tenemos que hablar»...de la crisis

La pareja Silva-Jenner «se ríe» de los tropiezos económicos en una comedia romántica blanca

La pareja Silva-Jenner «se ríe» de los tropiezos económicos en una comedia romántica blanca

Publicidad

Era cuestión de tiempo que la crisis económica, que primero supuso un «shock» emocional y suscitó respuestas críticas o dramáticas en el cine español, permeara poco a poco en el género de la comedia. «Tenemos que hablar», la nueva cinta de David Serrano y Diego San José (guionistas de exitazos como «El otro lado de la cama» y «Ocho apellidos vascos», respectivamente), es un claro ejemplo de ello; una historia que, partiendo de ese contexto convulso, transita hacia los estratos romántico y de enredos. Nuria, separada de Jorge –un ex marido voluntarioso pero descaradamente gafe que, en los tiempos de vacas gordas, ha aconsejado a su familia política invertir en preferentes y en Seseña, entre otros muchos «pufos»–, busca que Jorge le conceda el divorcio para volver a casarse. Sin embargo, el exceso de tacto de Nuria, sabedora de la «crisis» emocional por la que atraviesa Jorge –vencido por el mal de amores y sin un duro–, hará que entre ambos se vaya obrando un acercamiento.

Para Michelle Jenner, Nuria es una chica «neurótica, preocupada y sufridora, pero buena. De hecho, todos los personajes de esta película tiene un fondo muy bueno». Es precisamente el contexto económico el que rompe la armonía y separa a Nuria y Jorge y a los padres de Nuria (estupendos Verónica Forqué y Óscar Ladoire). Hugo Silva (Jorge) se pregunta «cuántas familias, cuántos amigos o socios se habrán enfadado a raíz de la crisis, que no ha sido sólo económica. En esta cinta todo eso está llevado al terreno de la comedia. Y creo que es un acierto, porque con el tiempo las cosas se miran de otra manera y está bien reírnos un poco de forma sana de nosotros mismos». Asegura Jenner que el tono de comedia «no le quita delicadeza o respeto a la crisis, sino que es una manera de sanarnos».

En el fondo, «Tenemos que hablar», que cuenta con el «chanante» Ernesto Sevilla como secundario, trata de la ardua pero estimulante rehabilitación del «statu quo» sentimental y familiar tras la brecha abierta por la crisis. Para ello, hay que mirarse a los ojos y sentarse a hablar, algo que Nuria trata de evitar durante toda la cinta. «La frase que da título a la película da miedo siempre porque denota algo importante, pero por lo general tirando a negativo. Lo ideal es que podamos afrontar nuestros miedos», señala Jenner.

«Tenemos que hablar» supone el reencuentro, diez años después de «Los hombres de Paco» de la pareja Silva-Jenner. La carrera de ambos despegó desde la pequeña pantalla y aún hoy sigue siendo un puntal imprescindible. «Después de tres años rodando ‘‘Isabel’’, se me ha hecho raro volver a actuar en vaqueros y que nadie se incline ante mí», comenta burlona Michelle Jenner. Para Silva, cine y televisión han pasado a ser exactamente lo mismo: «Hoy en día se rueda igual y se retroalimentan».

Publicidad