De la pasión al aburrimiento

Alaska y Mario Vaquerizo, junto a Bibiana Fernández y Manuel Bandera, hablarán de amor y desamor

«El amor sigue en el aire», la comedia musical escrita y dirigida por Félix Sabroso, vuelve a Madrid con Alaska y Mario Vaquerizo después de tres años de gira

Trass tres temporadas de gira -o tourné, como les gusta decir a ellos- por toda España, «El amor sigue en el aire» recala de nuevo en Madrid para despedirse de los escenarios en el cine-teatro Capitol. Escrita y dirigida por Félix Sabroso, está protagonizada por Mario Vaquerizo, Alaska, Bibiana Fernández y Manuel Bandera. Una comedia musical que propone un viaje por todos los estados del amor, enamoramiento, estabilidad, aburrimiento, engaño, mentiras, olvido, discusión, reconciliación, ..., todo entreverado con canciones fácilmente reconocibles. Temas que se integran en la historia como parte de la trama y dan sentido a cada uno de los estadios por los que pasa una relación. Rocío Jurado, María Jiménez, Las Grecas, Fangoria, Raphael, Mari Trini, Alejandro Sanz, Salomé o Radio Futura, entre otros muchos.

Alaska y Mario Vaquerizo se subieron al espectáculo con el tren en marcha. Para Alaska, «Eso es apostar a caballo ganador porque conocíamos la obra y nos gustaba. Mario la había visto siete veces y se la sabía casi de memoria. Supongo que por eso dijimos que sí, supusimos que podíamos encajar. Nos propusieron hacer cinco funciones y llevamos setenta». Pero, ¿este reto es una experiencia esporádica? «Hemos iniciado un camino, pero dependiendo de con quién estemos acompañados y arropados», afirma Vaquerizo.

Para Alaska, «en eso soy un buen ejemplo, no tengo una carrera cinematográfica, pero he hecho cine; no tengo una carrera televisiva estable, pero hago televisión, pues sumemos el teatro a esa serie de actividades en las que nos gusta estar envueltos». Una profesión de la que están aprendiendo «¡muchísimo!», dicen al unísono. (A) «Para hacer teatro, comedia, que requiere un tiempo, aprender a pisar el escenario de forma distinta, a no salirnos de los personajes..., pero hemos tenido tres maestros estupendos, Félix, Bibiana y Manuel». (MV) «En mi caso, además, someterte a la disciplina de un texto, no improvisar».

¿Influye para ello la química y la amistad? «Totalmente –afirma-, pero esa química y amistad se han afianzado mucho más después de estas 70 representaciones. A mí Manuel me ha enseñado, por ejemplo, a andar y hablar a la vez, que no sabía. Lo mío con él ha sido un master».

En cuanto a sus personajes, «Son muy contrarios –explica Alaska-, el mío es Carlota, una peluquera de barrio, buena chica, sin suerte en el amor, no demasiado educada, más bien un poco ordinaria, pero con gran corazón. Es la que arregla los problemas de su mejor amiga». Y apostilla Vaquerizo, «Eso es lo que tienes tú en común con tu personaje, un gran corazón y que arreglas los problemas de todos los que estamos a tu alrededor (risas). Paco es una buena persona y también un poco caradura, en esto me parezco a él» ¿Y Se llevan la función a casa? (A): «Sí, porque ensayamos todos los días, aunque nos han dicho que estamos locos. Quizá sea la inseguridad del neófito, del principiante, repasamos el texto por las noches». ¿Pero es motivo de conflicto? «No, porque estamos acostumbrados a trabajar juntos y nos conocemos».

¿Por qué hay que verla? (A): «Porque sales de buen humor, te reconoces en muchos estadios del amor o en esas canciones que igual hablan de algo que te ha pasado o te pasa. Porque entretiene y creo que es un buen trabajo de todos».Y concluye Vaquerizo: «Porque tiene un mensaje positivo, a todos nos gusta estar enamorados. Hay mucho humor y la risa es terapéutica y no envejece».