El museo que va más allá de exponer arte

Centro multidisciplinar de cultura contemporánea, el Museo de Arte Contemporáneo Gas Natural Fenosa (MAC) ofrece un amplio programa de actividades culturales, educativas, sociales y artísticas que hacen de él un centro puntero y de referencia en su género.

Tres de las inmensas obras de Lita Cabellut que actualmente se pueden ver en el Museo de Arte Contemporáneo Gas Natural Fenosa
Tres de las inmensas obras de Lita Cabellut que actualmente se pueden ver en el Museo de Arte Contemporáneo Gas Natural Fenosa

Centro multidisciplinar de cultura contemporánea, el Museo de Arte Contemporáneo Gas Natural Fenosa (MAC) ofrece un amplio programa de actividades culturales, educativas, sociales y artísticas que hacen de él un centro puntero y de referencia en su género.

El Museo de Arte Contemporáneo Gas Natural Fenosa (MAC) excede lo que es un centro de arte al uso. Porque es bastante más: un centro multidisciplinar de cultura contemporánea, un espacio dinámico, flexible y abierto, que combina la actividad expositiva con la integración y participación ciudadana, con el fin de estimular la creación artística dentro de todos los ámbitos culturales.

A lo largo de los años se ha consolidado no solo como sede expositiva, sino también como un lugar de encuentro para artistas, aficionados y público, ofreciendo un amplio programa de actividades culturales, educativas, sociales y artísticas que incluyen exposiciones temporales, ciclos de conferencias, talleres para escolares y para profesionales. La Fundación Gas Natural Fenosa ha reorientado su actividad hacia temas más sociales y por ello la empresa ha agrupado todas las actividades culturales y las ha integrado en la entidad. Así, el Museo de Arte Contemporáneo pasa a formar parte de la Fundación Gas Natural Fenosa, que ya cuenta con el Museo del Gas, en Sabadell, y el Museo de la Central Hidroeléctrica de Bolarque, en Guadalajara.

El MAC cuenta con un Programa de Residencias Artísticas, con el que quiere incentivar la investigación y la producción artística, facilitar la producción artística local, contribuir a la promoción de los creadores y promover la movilidad internacional e intercambio de artistas y otros profesionales de la cultura. Cada una de las residencias ofrece a los beneficiarios, además de un espacio de trabajo en las instalaciones del Museo, un apoyo económico en concepto de honorarios y de producción de obra.

El Programa de Residencias Artísticas supone un paso más en la apuesta del MAC por la creación e investigación artística y por la movilidad internacional de artistas y agentes culturales. Esta iniciativa quiere fomentar la producción artística poniendo instalaciones y recursos a disposición de artistas para que se formen y desarrollen proyectos específicos en condiciones óptimas, promocionar los nuevos valores artísticos y facilitar la convivencia cultural entre artistas de distintas nacionalidades.

Entre las actividades culturales organizadas por el MAC destaca el ciclo musical «Vello, Raro, Novo: música e coleccionismo», que se ha consolidado a lo largo de los últimos años como un completo programa de conciertos internacionales y nacionales, un programa pionero y novedoso que abarca, además de la música en directo, el campo del coleccionismo musical como enlace y conexión entre el museo y la ciudadanía. Por él han pasado músicos y bandas internacionalmente reconocidas como Orenda Fink, Daniel Martin Moore, Jessica Pratt, Exsonvaldes, Jane Weaver, Emma Pollock y Half Waif. También destacan los ciclos de cine y fotografía, de arte y moda, y los conciertos para el público infantil y familiar.

Todas las disciplinas

Las exposiciones temporales que se desarrollan en el Museo de Arte Contemporáneo Gas Natural Fenosa presentan la creatividad emergente y el talento de los artistas contemporáneos más destacados. Algunos de los más prestigiosos creadores artísticos gallegos, españoles e internacionales han expuesto en sus salas en estos años, durante los cuales se han celebrado alrededor de 85 exposiciones, tanto en el centro como en espacios nacionales e internacionales. Pintura, fotografía, instalaciones. Cada disciplina artística ha hallado su hueco. Alex Katz, Eugènia Balcells, Anselm Kiefer, Paula Rego, Karin Kneffel, Wang Guangyi y Håkon Bleken son algunos de los creadores internacionales de primera línea que han colgado sus obras. Otros lo han hecho formando parte de exposiciones temáticas, como El Anatsui, Cheri Samba, Kounellis, y Jaume Plensa. Asimismo, artistas españoles con proyección internacional han encontrado en el MAC su espacio como Bernardí Roig, Daniel Canogar, Ángel Marcos, Aitor Ortiz, Ricky Dávila, Juan Genovés y Juan Luis Moraza, entre otros. Actualmente dos visiones distintas y de artistas de primer nivel ocupan las exposiciones temporales. Las fotografías de Pablo Genovés a través de «Mutaciones polifónicas», que se podrá visitar hasta el 4 de febrero de 2018 y que reúne las imágenes cargadas de surrealismo y romanticismo de uno de los artistas con mayor proyección. A caballo entre Berlín y Madrid trabaja en blanco y negro sobre postales y fotografías que adquiere en mercadillos, imágenes que le atrapan y a través de las que crea sus propios mundos en los que la memoria es un elemento de base. Y Lita Cabellut, creadora todoterreno, un volcán emergente que presenta en «Testimonio» sus nuevas obras, inmensos retratos craquelados de una suerte de corte de los milagros en la que los personajes, modelos tomados de la vida, se arraciman a la manera de Caravaggio. Son, como ella explica, sus «rostros que dejan rastros». Junto a las obras la pintora ha traído hasta La Coruña una parte de su estudio conformada por pinceles, paletas y rodillo, «que es como si fuera arte conceptual, lo que queda y sobra después de crear. Ha quedado tan bello. Es como un regalo de Navidad que he incorporado a mis obras», explica.

Con este objetivo exhibió, por primera vez en Barcelona, a finales del 2010, una selección de piezas de su colección permanente, Identidad y ausencia, y en los años sucesivos organizó en la misma ciudad exposiciones fotográficas de artistas como Simon Norfolk, Michel Vanden Elekhoudt, Ángel Marcos o el japonés Takeshi Shikama. Decíamos que la amplia actividad del MAC se refleja de manera especial en el campo de la acción social, con un singular programa de participación social a través del arte contemporáneo dirigido a personas con discapacidad. La acción social del Museo, gestionada por el Departamento de Acción Social con la colaboración de la consultora AdaptaSocial, se inició en 2005 en A Coruña y en 2011 también en la sala de exposiciones que tiene el Museo en el edificio de Gas Natural Fenosa de Barcelona. Este departamento ha puesto en marcha proyectos como el PPSAC (Programa de Participación Social a través del Arte Contemporáneo), concebido para fomentar la participación y la inclusión social a través del arte en personas (niños y adultos) con diversidad funcional (discapacidad intelectual y/o sensorial, trastorno del espectro autista, esquizofrenia, deterioro cognitivo leve y enfermedad mental). Los proyectos de acción social del Museo tienen dos objetivos: por un lado, ofrecer actividades socioculturales adaptadas a las necesidades y características de una parte de la población, tales como personas con discapacidad física, psicológica, sensorial, social y relacional o en situación de riesgo social. Por otro, incorporar una perspectiva inclusiva en todas las iniciativas llevadas a cabo por el museo. Al mismo tiempo que contribuir a utilizar el arte como una alternativa de ocio saludable. El número total de usuarios del programa de acción social en estos años ha sido de más de 30.000 en A Coruña y de más de 6.630 en Barcelona y alrededores.