Eslava Galán desvela el «Misterioso asesinato en casa de Cervantes»

Gana el Premio Primavera de Novela

Eslava Galán muestra el arresto de las Cervantas
Eslava Galán muestra el arresto de las Cervantas

Juan Eslava Galán retrocede a la España de los mentideros y los corrales; a las calles dominadas por milites, galloferos y pícaros, donde se difundían versos satíricos, escándalos reales y amores de actrices con las peores voces de la germanía. El escritor ha ganado el Premio Primavera de Novela, dotado con 100.000 euros, con una intriga vertebrada en el corazón de aquella España ingrata, corazón de un imperio en el que no se ponía el sol pero que apenas poseía un erario con suficientes depósitos como para poder sostener con decencia a sus miserables súbditos, para respaldar a una Castilla que se desangraba o a los valientes que acudían a combatir en tercios sin tener asegurada la soldada. «Misterioso asesinato en casa de Cervantes» es un título que alude al género negro y de intriga, y a una de las figuras insignes de las letras españolas (en un año en el que se aventura el descubrimiento de sus restos en una iglesia de Madrid). El autor de «En busca el unicornio» y «Últimas pasiones del caballero Almafiera» ha inventado una trama de acento policial para recrear aquel periodo de nuestro pasado que se mueve entre el mito y una realidad salpicada de grandeza y abundantes miserias.

La joven Dorotea

En la puerta de la casa del creador de Don Quijote ha aparecido el cuerpo de un hombre muerto. Un desdichado que responde al nombre y apellidos de Gaspar de Ezpeleta. No dudan los comisarios de la Justicia en arrestar a Miguel de Cervantes y a sus hermanas, conocidas por las Cervantas, y convertir a la familia en sospechosos principales de asunto tan feo. Todo el clan es conducido, por tanto, sin remisión a una cárcel para que respondan a las incógnitas y sospechas que rodean este crimen. Este episodio le sirve a Eslava Galán para introducir a una joven, Dorotea de Osuna, protagonista involuntaria y por sorpresa en este episodio. Ella será requerida por una dama poderosa, por una de esas presencias que imponían respeto y silencio en la época, la duquesa de Arjona, para que acuda en auxilio y en defensa de su amigo: el responsable de «El Quijote».

Este pretexto le servirá a Eslava Galán para ahondar en un siglo con abundantes desventuras, rico en el abanico de personajes, curioso en paisajes y paisanajes. Mostrar al lector el amplio abanico de seres que poblaban las ciudades españolas de entonces y hacer un retrato del momento. De hecho, Eslava Galán ha explicado a lo largo de su trayectoria diferentes sociedades de nuestro pasado y condensa en varias monografías episodios de la Historia, como «Historia del mundo contada para escépticos» y la «Historia de España contada para escépticos» o «Una historia de la Guerra Civil que no va a gustar a nadie».

El jurado del Premio Primavera, constituido por Antonio Soler, Ángel Basanta, Ramón Pernas, Fernando Rodríguez Lafuente, Ana Rosa Semprún y Miryam Galaz, han dicho del nuevo trabajo del autor que «es una intriga muy bien construida, escrita con una riqueza del lenguaje extraordinaria y por un autor que conoce a la perfección el mundo de Cervantes».