La batalla terrenal de Santa Teresa, en dos cartas que se creían perdidas

Las misivas iban dirigidas a fray Gerónimo Gracián de la Madre de Dios que fue uno de los grandes colaboradores que tuvo Santa Teresa en su labor fundadora y reformadora de la vida monástica española.

Santa Teresa de Jesús, reformadora de la vida monástica española / Efe
Santa Teresa de Jesús, reformadora de la vida monástica española / Efe

Las misivas iban dirigidas a fray Gerónimo Gracián de la Madre de Dios que fue uno de los grandes colaboradores que tuvo Santa Teresa en su labor fundadora y reformadora de la vida monástica española.

Gracias a una operación contra el tráfico ilegal de obras de arte, en este caso pertenecientes al antiguo convento de las Carmelitas Descalzas de Medina del Rioseco, han reaparecido dos cartas manuscritas de Santa Teresa de Jesús, que las monjas guardaban en su poder y que han entregado, junto con otras piezas de arte, y para mayor seguridad, al museo de San Francisco, de la citada localidad castellana.

Las misivas iban dirigidas a fray Gerónimo Gracián de la Madre de Dios que fue uno de los grandes colaboradores que tuvo Santa Teresa en su labor fundadora y reformadora de la vida monástica española. Están escritas en momento difíciles, cuando tanto fray Gerónimo como San Juan de la Cruz estaban siendo perseguidos por las autoridades eclesiásticas. El valor de ambos manuscritos es incalculable. También, entre las 24 obras de arte recuperadas, se halla una pintura de María Magdalena despojándose de sus joyas, que data del siglo XVII, que se había subastado en Madrid, haciéndola pasar por un retrato de Isabel de Hungría.