Actualidad

La Capilla Sixtina del arte urbano y el skate

El artista Okuda San Miguel pinta los muros de una iglesia abandonada que acoge pistas de prácticas de skate

Llevaba más de cincuenta años olvidada y abandonada, pero ahora la Iglesia desacralizada de Llanera, en Asturias, tiene una sorprendente nueva vida. Un colectivo la ha comprado para transformarla en una pista de skate. Al proyecto se ha sumado uno de los artistas urbanos españoles más reconocidos en el mundo, Okuda San Miguel, que está pintando en ella una auténtica capilla Sixtina del street art.

Publicidad