MENÚ
jueves 25 abril 2019
12:16
Actualizado

La vuelta de Charles Dutoit, «una puñalada trapera»

  • Charles Dutoit, de 83 años, dirigirá esta tarde en París «La condenación de Fausto», de Berlioz
    Charles Dutoit, de 83 años, dirigirá esta tarde en París «La condenación de Fausto», de Berlioz

Tiempo de lectura 2 min.

03 de febrero de 2019. 02:58h

Comentada
Gema Pajares.  3/2/2019

ETIQUETAS

Una puñalada por la espalda. Trapera, como aquí decimos cuando la cuchillada es inesperada y repentina. Así ha definido la soprano Anne-Sophie Schmidt el regreso del director Charles Dutoit al foso de la Orquesta Nacional de Francia. Fue acusado de abusos sexuales a finales de 2017, se le apartó de la dirección de este formación nada más conocerse las denuncias, él defendió su inocencia frente a ocho mujeres que explicaron con detalle cómo habían sido las agresiones y el acoso sufridos, pero la enfermedad repentina del maestro Emmanuel Krivine hizo que hubiese que buscar sin tiempo a un sustituto para subir al podio y dirigir «La condenación de Fausto», de Berlioz, que no es una obra que cualquiera pueda acometer ligero de experiencia. Dutoit estaba libre para esa fecha (la gerencia asegura que hasta 15 fueron preguntados sin éxito) y hoy volverá al lugar que un día abandonó con el descrédito y la vergüenza colgadas de los hombros. La noticia ha levantado críticas airadas entre los círculos musicales, sobre todo fuera de Francia, en Estados Unidos, Canadá y Suiza, donde ha tenido una honda repercusión. «¿No había otros directores expertos en Berlioz?» «¿Ha pasado tiempo suficiente para ''rehabilitarle'' públicamente?» «¿Se ha pensado en quienes padecieron los supuestos abusos del maestro suizo de 83 años?» No obstante, y previendo que la noticia llevaba implícita en sí misma la controversia, desde la dirección de la orquesta se consultó a los músicos esta vuelta puntual. Hubo quienes protestaron enérgicamente y un sesenta por ciento de los 83 de la plantilla se opusieron, aunque al final se aprobó el regreso arguyendo que ya se había invitado y resultaba feo desdecirse. La historia llegó inmediatamente al sindicato de músicos, que se declaró impotente para poder solucionar el problema, lo que hace pensar que en el concierto de esta tarde no cabrá un alfiler, pues a la importancia de la obra se añade, no lo olvidemos, el morbo de ver de nuevo a Dutoit frente a la orquesta que le barrió del mapa. Desde finales de 2017 el director ha estado prácticamente apartado de los grandes títulos, con lo que volver a primer plano con Berlioz, de quien este año se celebran los 150 años de su muerte, es un golpe de efecto. La soprano Schmidt asegura que «estoy atónita, casi enferma con la idea de que se le haya vuelto a contratar cuando ocho cantantes de todo el mundo hemos tenido el coraje de denunciar lo que nos hizo. Es una cuchillada en la complicada lucha de quienes intentamos hacer frente a la violencia contra al mujer».

Últimas noticias