Cultura

Lecciones de estilo de madre a hija

Leonor volvió a hacer un guiño al color azul, el que suele llevar en los actos institucionales como cuando su padre le impuso el Toisón de Oro.

Leonor volvió a hacer un guiño al color azul, el que suele llevar en los actos institucionales como cuando su padre le impuso el Toisón de Oro.

Publicidad

Dicen que a la Reina se la ve más tranquila, más dueña de la situación y bastante más relajada desde este verano. Como si hubiera sufrido una transformación y, pese a los miles de comentarios que genera cualquiera de sus gestos, ahora ha decidido ponerse «el mundo por montera». Y quizá por eso su estilo desde este verano solo nos da alegrías. En los Premios Princesa de Asturias la Reina juega en casa y siempre suele despertar admiración por sus elecciones de vestuario...,pero este año parece que va a marcar un antes y un después. Se comentó que no quería hacer sombra a su hija, aunque lo cierto es que lo que hizo con su elección de vestuario fue remarcar más si cabe el momento en el que la futura reina de España pronunció, siguiendo la tradición iniciada por su padre, su primer discurso oficial.

La llegada a Oviedo, pese a repetir look, ya parecía avisarlo. Un abrigo de inspiración «new look» con cuello drapeado mostraba a una Letizia reina con uno de sus estilismos más aplaudidos. Pero si por la mañana sacaba nota, por la tarde obtenía matrícula de honor con un diseño de la firma española The 2nd Skin Co. formado por un pantalón «skinny» y un bustier rosa lencero con aplicación de plumas de avestruz que le daba no solo un toque muy royal, sino también muy Hollywood. La realeza, además de representar un país debe hacernos soñar y estos días en Asturias parece que estamos en un sueño.

APUESTA POR SUS FIELES

Y ayer el sueño continuó. Doña Letizia tenía una cuenta pendiente con Pertegaz, quien, tras vestirla para el día de su boda, no había vuelto al armario de la Reina. Y ayer por fin sucedió. Desde el fallecimiento del genio de Teruel la firma había desaparecido de la moda y desde este año ha regresado impulsada por el grupo Jealfer. Para mostrarle su apoyo, su Majestad optó por llevar en la recepción en el Hotel Reconquista el vestido estrella de la colección de invierno, un vestido de cuello alto con lazada en gris perla y un colorido bordado de flores con el que conquistó a toda la concurrencia. Por la tarde, ya durante la entrega de los galardones, volvió a recurrir a su color fetiche, el rojo, con un sencillo y elegante diseño de manga corta con fajín de pedrería. Y, cómo no, el autor de esa discreta maravilla fue Felipe Varela, un diseñador al que parecía haber olvidado este verano y que al parecer ahora decide reservar solo para los eventos más importantes, como lo fue también el pasado sábado con un diseño muy femenino con el que triunfó.

Publicidad

Para la futura Reina, Doña Letizia parece estar diseñando un estilo cuidado, con vestidos de cintura baja en tonos pastel y jugando en la paleta cromática con su hermana la infanta Sofía. Se trata de modelos rectos, ellos por encima de la rodilla y casi siempre a juego con sus bailarinas. El rosa del Hotel Reconquista, por ejemplo, fue una elección perfecta, muy institucional que empieza ya a crear lo que se está llamando un «estilo Leonor». Para ayer por la tarde, la Princesa de Asturias vistió de azul, el color de la Comunidad Autónoma de la que recibe su título y el que reserva para sus momentos más destacados. Lo llevó cuando su padre le impuso el Toisón de Oro, lo lució para leer la Constitución y hasta para la Comunión de su hermana. Se trataba de un diseño con cuello a la caja, cintura marcada y falda con amplias tablas. Esta creación llamaba la atención sobre todo por las flores bordadas que se completaban con pequeños cristales que le otorgaban más espectacularidad, un detalle que compartía con el fajín del vestido de su madre. Para el pelo, optó por lucir su melena rubia igual que su hermana, suelta y con ondas, que enmarcaban el bello rostro de la que será la próxima Reina de España, y volvió a apostar por su manoletinas, un detalle que ya es marca de la casa. Sin duda, el look elegido ha sido el más espectacular hasta la fecha, dejando claro que Leonor de Borbón empieza ahora una nueva etapa... y tiene en la Reina un ejemplo, sin duda, en el que fijarse. Y así lo demostró ayer.