Actualidad

Un té demasiado frío

«Un paraíso inalcanzable», la obra sin garra de John Mortimer

Algunas de sus obras narrativas y teatrales fueron adaptadas a la televisión (este mismo libro, «Un paraíso inalcanzable») y al cine («Viaje alrededor de mi padre», con Lawrence Olivier), y firmó guiones de relevantes producciones, pero el éxito nacional o de alcance anglosajón tiene también sus fronteras. No tengo noticia de que alguna otra historia de John Mortimer se hubiera traducido al español –en esta ocasión, la responsable es Magdalena Palmer–, y quizá es porque el aparente interés de su obra –la vida provinciana inglesa– opera desde lo local sin lograr la universalidad literaria de otros autores que convirtieron tal cosa en todo un tema literario, como Austen o Hardy.

En mi opinión, Mortimer se limita demasiado a pinceladas frívolas y, con la intención de ser ligero en lo narrativo y humorístico en la cotidianidad familiar que presenta, no alcanza la intensidad debida y el relato carece de garra.

«Un paraíso inalcanzable» es la primera novela de una trilogía protagonizada por Leslie Titmuss y que Mortimer publicó durante los años ochenta y noventa. Se nota que es un autor bregado en la televisión por la viveza de sus diálogos, y eso puede mantener la atención del lector, aun percibiendo que nada particularmente extraordinario va a ser contado. Todo avanza en torno a la muerte de un conocido párroco socialista de un pueblo que ha donado su fortuna a Leslie, a la sazón diputado conservador. Los dos hijos del párroco, Fred y Henry, asumirán esa decisión de muy distinta manera, se desarrollará un juicio complejo al respecto –Mortimer fue un destacado abogado en pro de la libertad de expresión de la Prensa– y al final se desvelará la razón de esa herencia extraña, desenlace que deja frío al no haber alcanzado la novela la temperatura adecuada para anclarnos bien en la lectura.