Madrid llena de luz la FIL de Guadalajara

En el evento literario más importante del mundo en castellano, los autores españoles y la ciudad de Madrid se erigen como protagonistas

Visitantes observan libros expuestos durante la Feria internacional del Libro, en Guadalajara (México)
Visitantes observan libros expuestos durante la Feria internacional del Libro, en Guadalajara (México)

En el evento literario más importante del mundo en castellano, los autores españoles y la ciudad de Madrid se erigen como protagonistas

El ambiente que se respira estos días en la capital del estado de Jalisco huele a libro nuevo. La culpable es la FIL de Guadalajara, una cita que cumple 31 años y que hoy se ha consolidado como la feria del libro en español más grande de Latinoamérica y del mundo. Más de 20.000 profesionales de la industria y 800.000 visitantes se reúnen atraídos por la posibilidad de descubrir alguna de las 620 novedades, de 41 países diferentes, que se presentarán en estas jornadas cargadas de literatura.

Bajo el lema: “ganarás luz”, Madrid ha tenido la fortuna de ser homenajeada en esta edición, algo que sólo había sucedido con la ciudad de Los Ángeles en el año 2009. Un escaparate perfecto que inauguró la alcaldesa Manuela Carmena reivindicando los continuos lazos que unen a Madrid, y por ende a España, con México, justo en el año que se cumplen 40 años del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre los dos países.

Este lunes fue inaugurado un colosal cilindro negro de 21 metros de altura calificado por Carmena como “la sorpresa”. En su interior, un ágora de luz invita a la lectura y el debate, con unas estanterías en las que se pueden leer, entre otros autores, a Francisco Umbral, Rosa Montero o Arturo Pérez-Reverte. El impactante diseño de esta estructura, obra de Alberto Campo Baeza, ha sido el objetivo de todas las miradas. Una ventana al Madrid literario en la ciudad mexicana de Guadalajara que, en palabras del presidente de la FIL, Raúl Padilla, ofrece “un espacio deslumbrante que evoca descubrimiento de autores madrileños y encuentro de otros puntos con sus lectores mexicanos”.

Si bien Madrid ha sido la protagonista indiscutible de la feria, los focos se han dirigido también estos primeros días a autores internacionales de renombre como Paul Auster y Emanuel Carrere. Éste último fue el encargado de inaugurar el evento con un discurso en el que quiso agradecer a la FIL haberle concedido el Premio en Lenguas Romances 2017. Al margen de recoger premios, y participar en coloquios, Carrere también está en Guadalajara para presentar su última novela Conviene tener un sitio a donde ir, aunque confiesa que no pasa por un buen momento ya que “no tiene próximo proyecto”.

Para el norteamericano Paul Auster, premio Prícipe de Asturias de las Letras 2006, “fue todo un honor” ser invitado a este evento donde ha sido reconocida su trayectoria con la “Medalla Carlos Fuentes”. Este lunes se espera su segunda intervención para presentar su último volumen 4, 3, 2, 1, un relato de historias cruzadas, ambientada a mediados del siglo XX, y con revueltas por los derechos civiles y el racismo como trasfondo.

Para los autores españoles está siendo una feria cargada de homenajes, como el que ha recibido el escritor y filósofo Fernando Savater, quien no ha rehusado de entrar a debatir sobre la situación en Cataluña: “Hay quien quiere volver atrás y son reaccionarios, literariamente hablando, y desean volver a recuperar una democracia con apellido, es decir, aquí solo valen los que hayan nacido aquí, los que tengan este color de piel; es un ataque directo a la democracia que debe ser contrarrestado”.

Otro de los premios importantes del certamen, al Mérito Editorial, ha caído en manos españolas, en concreto en las del editor madrileño Juan Casamayor, fundador de Páginas de Espuma, sello independiente donde conviven algunos de los más importantes cuentistas contemporáneos junto a clásicos de la literatura universal.

Junto a ellos hay reunidos en Guadalajara más de 200 creadores españoles como: Soledad Puértolas, Luis Antonio Villena, Carlos Alcolea, Antonio Lucas o Almudena Grandes. También hay 2.042 editoriales, 319 agentes literarios y más de 3300 periodistas acreditados, unas cifras que vuelven a confirmar por qué la FIL de Guadalajara sigue siendo el evento literario más importante del mundo en español.