Marisol tal y como era

Marisol
Marisol

Marisol, el personaje del que Pepa Flores decidió distanciarse para refugiarse en el anonimato, se mostraba “tal y como era” cuando la retrataba César Lucas, su fotógrafo de confianza, unas imágenes que cincuenta años después se rescatan para una exposición inédita.

La belleza de la actriz y cantante malagueña queda patente en las 48 fotografías realizadas entre 1963 y 1974 que componen “Marisol. El resplandor de un mito”, que desde hoy hasta el próximo 23 de julio se muestra en el centro cultural La Térmica de la Diputación de Málaga.

Así, pueden verse imágenes que reflejan momentos de rodaje de películas o ensayos, otras utilizadas en portadas de discos, varias con los más diversos atuendos: vestida de Cleopatra, japonesa o con cancán e, incluso, dos realizadas para una revista italiana de moda que finalmente no fueron publicadas.

La niña prodigio que se dio a conocer con “Un rayo de luz”, creció y armó un escándalo al aparecer desnuda en portada de la revista “Interviú” en 1976, una fotografía -realizada en 1970- incluida en la muestra que “ha quedado instalada en la memoria”, y se ha convertido en “un icono de la Transición”, ha afirmado Lucas a los periodistas.

Cada fotografía responde a un momento, como pudiera ser el estreno de una película, y Marisol y su equipo “nunca me ponían una pega”, a diferencia de las personas que “se hacen llamar estrellas pero no lo son” y ponen impedimentos para obtener imágenes, ha comentado.

Marisol era “un personaje muy mediático”, del que se publicaba muy bien en revistas y periódicos de todo tipo internacionales, y ambos lograban plasmar la buena relación que mantenían en las imágenes.

La complicidad de Lucas, acostumbrado a bucear en los gestos o miradas que transmitía la artista, le daba “tranquilidad y seguridad” a Marisol.

“Sabía que yo lo que quería era sacarla bien y sacar fotos lo más bonitas posibles, y ella se relajaba, se mostraba tal y como era”, ha referido.

Muchas de las imágenes parecen actuales, pero eran transgresoras para la época porque su autor quería “ir un poco por delante” y que sus fotografías se parecieran a otras que veía en publicaciones del mundo porque “aquí -ha indicado- veía otras cosas que me gustaban menos”.

Uno de los secretos reside en que las imágenes gusten a los hombres, pero también a las mujeres, y que ellas “se quieran ver reflejadas y no molestas por ello”, ha revelado.

La exposición reivindica la figura de Marisol, que inició su carrera en 1959 y la dio por finalizada en 1985 tras protagonizar la película “Caso Cerrado”, de Juan Caño.

Se trata de una muestra “especial” para Málaga porque se centra en “una de las artistas con más talento, más importantes y más enigmáticas que ha dado la provincia”, ha afirmado el presidente de la Diputación malagueña, Elías Bendodo.

Además de su transformación en Pepa Flores, la muestra evoca la evolución cultural y social de España en los años 60, la Transición y la democracia, ha añadido.

La Marisol que cuelga de las paredes de La Térmica hace años que fue enterrada por Pepa Flores, que ha conversado sobre la exposición con su autor, pero prefiere ir a visitarla “tranquilamente”, dentro de unos días, fiel a su deseo de no hacer apariciones en público, informa Efe