Actualidad

Acusan a Barenboim de presuntos malos tratos a músicos de su orquesta

El director argentino-israelí ha rechazado las acusaciones y ha dicho que las mismas forman parte de una campaña para impedir su permanencia en Berlín

El director Daniel Barenboim es acusado por músicos que trabajaron con él de malos tratos verbales, entre ellos insultos y humillaciones, e incluso de ataques físicos

Publicidad

El director argentino-israelí Daniel Barenboim ha sido acusado por músicos que trabajaron con él en el pasado de malos tratos verbales, entre ellos insultos y humillaciones, e incluso de ataques físicos.

Tras conocer estas denuncias, los responsables de la Staatsoper Unter den Linden de Berlín, de la que Barenboim es director musical, han anunciado que tendrán una conversación con él para aclarar las informaciones aparecidas en los últimos días.

"Estudiaremos todas las informaciones que nos lleguen y luego buscaremos el diálogo con todos los implicados", dijo el director general de la institución, Matthias Schulz, en declaraciones que cita hoy el diario "Bild" en su edición digital.

Barenboim ha rechazado las acusaciones y ha dicho que las mismas forman parte de una campaña para impedir su permanencia en Berlín.

Publicidad

Sin embargo, en una entrevista a la emisora RBB, admitió que tiene "un poco de sangre latinoamericana", que se impacienta cuando un músico no da lo mejor de sí y, de vez en cuando, se pone iracundo.

"Me pasa rara vez y lo siento, no por una persona determinada, sino por toda la orquesta", reveló.

Publicidad

El debate sobre el supuesto trato de Barenboim a sus subordinados empezó, cuando en un programa de la emisora BR-Klassic, varios músicos formularon reproches contra Barenboim.

El percusionista Willy Hilgers, por ejemplo, aseguró que su salud se había visto afectada por el estilo autoritario de Barenboim y que las humillaciones sufridas le habían producido hipertensión y depresiones.

Hilgers, quien formó parte de la Staatskappelle, la orquesta de la ópera de Unter den Linden entre 1998 y 2013, afirmó que durante un tiempo sólo podía tocar recurriendo a antidepresivos.

Por eso, hace seis años cuando tuvo la oportunidad abandonó Berlín y empezó a tocar con la orquesta de la ópera de Múnich.

El trombón Martin Reinhardt, que estuvo trece años en la Staatskapelle y ahora está en Copenhague, dijo que Barenboim tenía súbitos cambios de humor y explicó que hubo un época en que él padeció insomnio por miedo a ir al trabajo.

Semanas antes, la revista digital VAN, citando fuentes anónimas identificadas como músicos y antiguos miembros de la orquesta, habló incluso de ataques físicos en los que Barenboim habría sacudido a su interlocutor tras tomarlo por la solapa.

Publicidad

La junta directiva de la orquesta ha expresado su respaldo a Barenboim.

Barenboim fue nombrado hace veintiocho años director musical general y su actual contrato finaliza en 2022.

Además, es desde 2000 director musical jefe con carácter vitalicio.