Beethoven a medio gas

La RazónLa Razón

Mehta es muy conocido del público español, del valenciano –dada su vinculación el Palau de les Arts– y del madrileño en particular

Mehta es muy conocido del público español, del valenciano –dada su vinculación el Palau de les Arts– y del madrileño en particular. Su estilo directo y comunicativo, su generoso desenvolvimiento, su gesto omnipresente, basado sobre todo en el movimiento de una batuta poderosa y desentrañadora, acompasada y oscilante, capaz de las mayores tempestades y de los más insólitos recogimientos, es sumamente atractivo; y resultón. Las orquestas van prendidas de su atento mando.

Otra cosa es que los logros musicales sean siempre excelentes o convincentes. No todo ha sido maravilloso en esta visita con la orquesta florentina, que es un conjunto podríamos decir que apañado, con una cuerda profesional y hasta cierto punto pulcra, una madera aceptable, particularmente el flauta solista, y unos metales irregulares, no del todo empastados. El espectro sonoro es algo áspero y la afinación no del todo impecable. Con esos mimbres, el director indio, que ha cumplido ya los 77 años, ofreció una «Pastoral» un tanto anodina, atemperada, bien amalgamada tímbricamente y lejos de las claridades diáfanas de otras versiones. Todo estuvo en su sitio pero falto de impulso, de contrastes y de variedad. Aunque la tempestad tuvo dinamita, no siempre bien modulada. No se consiguió la ideal gradación hacia el clímax. Y el trompa solista falló más de la cuenta.

Sí se alcanzaron en cambio los ápices, y de manera muy justa, en una «Heroica» tocada con más fibra y entusiasmo, aunque muy moderada de «tempi». Apreciamos, como algo determinante, la falta general de redondez en los «tutti», aunque el estilo, nunca frenético, fue evidentemente beethoveniano. Coda del primer movimiento muy mejorable. Bien sentada, lenta y elaborada la Marcha fúnebre. Estimulante el Scherzo y animado el Finale, al que se le dotó de la necesaria continuidad. No en todo momento se calibró la presencia de los metales. Una simplemente digna obertura de «Las bodas de Fígaro» cerró el acto, merecedor de la complacencia del respetable.

Beethoven: «Sinfonías nº 6», «Pastoral», y «nº 3», «Heroica». Orquesta del Maggio Musicale Fiorentino. Director: Zubin Mehta. Auditorio Nacional, 14-IX-2013. Madrid.