Damian Marley cierra el Rototom ante miles asistentes agitando banderas jamaicanas

Damian Jr. Gong Marley ha cerrado esta noche el Rototom Sunsplash con una actuación que marcará para siempre al festival, con cientos de banderas jamaicanas ondeando entre los miles de asistentes que se han concentrado como uno solo pueblo y un solo amor.

Así lo ha recordado sobre el escenario no solo el hijo de la figura más destacada del género, Bob Marley, sino también el director del festival Filippo Giunta.

Giunta, junto a todo su equipo sobre el escenario, previamente a la actuación de Damian Jr. Gong Marley, ha agradecido además el "cariño"con el que el pueblo de Benicàssim les ha acogido en los últimos 4 años, y además ha despejado dudas confirmando que el Rototom se celebrará de nuevo en la localidad castellonense en 2014, del 16 al 23 de agosto.

Junto a todo su equipo sobre las tablas, Giunta ha explicado que hace 20 años en un pequeño pueblo de Italia un grupo de amigos tuvieron un sueño "aparentemente imposible de realizar".

Sin embargo, como también recordó en el festival la Premio Nobel de la Paz, Rigoberta Menchú, que participó en el Foro Social del Rototom, "cuando se pone amor en lo que se hace, nada es imposible".

El director ha asegurado que "si estamos aquí y somos tantos esta noche es porque una serie de personas durante todos estos años han puesto amor en este proyecto, en este sueño".

"Decidimos desobedecer la regla fundamental del comercio: no mezclar nunca el trabajo con el afecto", ha agregado.

También ha mostrado su agradecimiento hacia las instituciones públicas que "nos permiten hacer todo esto".

El festival cierra hoy una exitosa edición que para celebrar su 20 aniversario ha batido récords de audiencia y ha vuelto a demostrar que las premisas de paz, amor y unidad no están reñidas con el negocio de la música.

240.000 personas han pasado por el recinto de festivales de Benicàssim a lo largo de la semana, para disfrutar no sólo de la música, sino de multitud de actividades culturales y relacionadas con terapias alternativas y bienestar personal y debates sobre economía alternativa y formas respetuosas de convivencia.

Las previsiones se han cumplido, y el Rototom ha dejado también patente que cuenta con una organización con un buen hacer y una profesionalidad de la que no todos los festivales pueden presumir.

Cumpliendo con los tópicos, el festival ha respirado de nuevo paz, amor, respeto y armonía entre sus asistentes, de todas las edades, y venidos desde 63 países de todo el mundo.

Los cuatro continentes han estado representados en el festival tanto sobre los escenarios como entre el público.

El festival ha querido dejar patente que la música reggae cada vez está adquiriendo un cariz más global, y en esta edición aniversario ha contado con grupos provenientes de países latinoamericanos, europeos o incluso asiáticos.

El mismísimo Damian Marley se dejó ayer llevar por el buen ambiente y no sólo se paseó por el recinto por la tarde sino que por la noche revolucionó el escenario Dancehall, acompañando al "sound system"jamaicano Renaissance Disco durante su actuación.

El hijo de Bob Marley incluso empuñó el micrófono para cantar a mitad de actuación y también para cerrarla.

Y hoy, desde luego, el recinto de festivales ha lucido totalmente abarrotado por primera vez este año momentos antes de la actuación de Marley.

El artista más esperado del festival no ha defraudado y ha saltado al escenario después de media hora de "calentamiento"previo con su banda y varios de sus colaboradores, para hacer enloquecer al público después de que la expectación en torno a él haya ido creciendo durante toda la semana.

Una hora antes de su actuación, Jr Gong Marley ha ofrecido una rueda de prensa en la que se ha mostrado agradecido por ver "como aquí también se aprecia nuestra cultura".

El hijo de la leyenda del reggae ha asegurado además ser un apasionado de todo lo que tiene que ver con la música, pero no tanto con su parte de "negocio".