Juan Carlos Calderón, la banda sonora de los 70

El famoso compositor de «Eres tú» falleció el lunes a los 74 años

Fotografía de archivo del 4 de marzo de 2010 del compositor Juan Carlos Calderón tras recibir el premio de Honor durante la gala de entrega de los XIV Premios de la Música
Fotografía de archivo del 4 de marzo de 2010 del compositor Juan Carlos Calderón tras recibir el premio de Honor durante la gala de entrega de los XIV Premios de la Música

Compositor, productor, arreglista, intérprete... Cualquier oficio relacionado con la música encontró sitio en la privilegiada cabeza de Juan Carlos Calderón, quien falleció en la madrugada del lunes en una clínica madrileña a los 74 años por una insuficiencia cardíaca tras cuatro semanas en cama. Se fue así un hombre que marcó una época dentro del pop español después de trabajar con una nómina ingente de artistas que incluyó a Joan Manuel Serrat, Nino Bravo, Julio Iglesias, Massiel, Cecilia, Luis Miguel y muchos más. Nacido en Santander en 1938, su primera gran pasión fue el jazz, influenciado por Miles Davis, las corrientes del Pacífico y todo el aire vanguardista que trajeron músicos como John Coltrane, Herbie Hancock o Chick Corea. Tras unos trabajos más o menos marginales, no fue hasta 1968 cuando logró el éxito con la publicación de «Juan Carlos Calderón presenta a Juan Car- los Calderón», con el que grabó el Premio Ondas. A partir de ahí fue encontrando múltiples encargos y su fama de artesano fue incrementándose. No sólo sabía cómo arreglar canciones para fabricar éxitos masivos, sino que sabía componer. Después de trabajar para Serrat o Aute, encontró un filón con Nino Bravo, para quien compuso «Cartas amarillas», «Arena de otoño» o «Vuelve».

Siguió grabando e interpretando jazz, su gran pasión, pero lo que realmente le dio fama y dinero fue el pop. Compuesta originalmente por El Dúo Dinámico, Calderón fue el encargado de arreglar el «La, La, La» para convertirlo en el tremendo éxito que al final fue. Entre 1969 y 1980 fue el productor y supervisor de todos los discos de Mocedades y en 1973 compuso «Eres tú», segunda clasificada en Eurovisión y un éxito sensacional en EE UU, donde fue número 1 y vendió un millón de copias. Había hallado la tecla: sabía crear temas de aparente sencillez melódica, arreglos preciosistas y letras muy sentimentales. Sólo había que dar con el intérprete adecuado, y Calderón solía acertar. El músico se convertiría en el compositor más solicitado para cada certamen de Eurovisión y en 1978 escribió «Tú volverás» para Sergio y Estíbaliz. Ese mismo año redobló esfuerzos y entregó «Amor de medianoche» a Cecilia, segunda en el Festival de la OTI con ese tema. Fue una época extremadamente creativa y lucrativa para Calderón, que también se hizo cargo de numerosas bandas sonoras de películas como «Las adolescentes» (1975), «La miel» (1979) o «La familia bien, gracias» (1979). Pero con la nueva década, el género de la canción melódica cayó en cierto declive en España. También hubo algo de hartazgo, y Calderón tomó una decisión que le daría enormes réditos: trabajar en Latinoamérica. Así, alcanzó una tremenda popularidad en Venezuela tras grabar en 1982 un álbum con temas para la Marlene. También trabajó, y con fortuna, con el mexicano José José. Entonces, con bolsillos y egos llenos, acometió el que fue uno de los proyectos personales que más le llenó. En 1982 viajó a EE UU, donde conoció al cantante y trompetista de jazz Herb Alpert, muy comercial para el estilo. Con él trabajó en el disco «Fandango», y el tema «Route 101» fue un gran éxito.

«La fiesta terminó»

Acabada esa etapa volvió a los encargos, y en 1985 compuso «La fiesta terminó», que Paloma San Basilio presentó en Eurovisión. Cuatro años después repitió participación en el festival, esta vez con «Nacida para amar», que Nina llevó al sexto puesto. Este título sería recreado después, con nueva letra, por Luis Miguel con el título «Amante del amor». También fueron lucrativos, pero más cuestionables artísticamente hablando, los dos discos de duetos «Nino Bravo 50 Aniversario», en el que gracias a la técnica el desaparecido artista sumaba su voz a contemporáneos. Su reputación en Latinoamérica le llevó a acumular nuevos éxitos junto a Luis Miguel, quien ganó su primer Grammy con «Me gustas tal como eres»,de Calderón. La última etapa de su vida fue tiempo de coleccionar galardones, como el Premio de Honor de la XIV Edición de los Premios de la Música, concedido en 2010 por la Academia de las Artes y las Ciencias de la Música.