Música

Viñas, concurso de referencia

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

El nombre de Francisco Viñas (1863-1933) no sólo nos recuerda al mejor intérprete wagneriano español de todos los tiempos, sino que nos remite al único concurso vocal con proyección internacional que se celebra en España. En el origen del Premio «Francisco Viñas» se halla el célebre tenor catalán, que siempre apoyó a los jóvenes. Nació en Moyá en 1863, en una familia de labradores y él mismo fue pastor antes de trabajar en una cerería que suministraba velas al Liceu. A él se debió en buena parte la consolidación de Wagner en nuestro país, llegando a estrenar «Parsifal» en España en 1913. Sus intereses pedagógicos le llevaron a publicar «El arte del Canto», de reconocido valor didáctico. En el año 1963, el Dr. Jacinto Vilardell fundó el Concurso Internacional de Canto Francisco Viñas en memoria de su suegro. Fallecido el Dr. Vilardell, en el año 1967, su hija María continuó y engrandeció del Concurso durante cuarenta y tres años y en la actualidad lo sigue comandando la familia a través de Miguel Lerín. Los concursos de canto pasan a la historia en función de aquellos a quienes premien y la relación de éstos en el Viñas que luego alcanzaron la fama es impresionante: Miricioiu, Jo, Vaduva, Podles, Borodina, Urmana, Millo, Gallo, Rydl, Fraccaro, Machado, Lima, Filianoti, Pierotti, Nafé, Gallardo-Domás, Ataneli, Lucic, Schnitzer, Carosi, Rost, etc; o los españoles Blancas, Sardinero, Lloris, Moreno, Rey, Bayo, Sempere, Fresán, Ombuena, Sala, etc. Pero el Viñas destaca también por su seriedad, ya que no hay cabida para esos apaños a los que nos tienen acostumbrados tantos certámenes, y si la dotación económica de los premios es importante –los seis premios oficiales, los tres especiales y los 4 extraordinarios suman más de 97.000 euros– aún lo es más el hecho de que los dos primeros ganadores se incorporan a los repartos de temporadas tanto en el Liceo como en el Real, donde también se ofrecerá el día 5 de febrero una repetición de la gala del Liceo con los ganadores de ésta su 54º edición, en la que participan 511 cantantes de 62 países, que ya han pasado por pruebas eliminatorias. De los 511 participantes, 216 son sopranos, 62 mezzos, 1 contralto, 100 tenores, 9 contratenores, 84 barítonos, 23 bajos y 16 bajo-barítonos. De los 62 países representados, destacan Corea (148 cantantes) y Rusia (50). España es el tercer país y aporta 48. Christina Scheppelmann, directora artística del Liceo, preside el jurado, en el que figuran Grace Bumbry y Jaime Aragall, que dará a conocer hoy a los triunfadores.