El mundo de la culturra llora la muerte de Miguel Narros

La RazónLa Razón

El mundo de la cultura llora la muerte de Miguel Narros, el actor, figurinista, escenógrafo y director teatral fallecido hoy en Madrid. Así, han sido multitud los personajes del mundo del teatro que han lamentado su fallecimiento, así como los responsables políticos, que también han hecho llegar a la familia de Narros sus condolocencias.

Es el caso del ministro de Cultura, José Ignacio Wert, que ha manifestado su "más profundo pesar"por el fallecimiento de "un maestro de la dirección escénica y uno de los más grandes directores de la escena teatral española. Narros supo sacar punta al trabajo de actores y de equipos técnicos para ofrecer siempre puestas en escena redondas. Muestra de ello es su reciente 'Yerma' -coproducida por el Centro Dramático Nacional-, "Tío Vania", "Seis personajes en busca de autor", "El sueño de una noche de verano"y un sinfín de títulos, de autores clásicos y contemporáneos", ha señalado el ministro.

Por su parte, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha transmitido sus condolencias por Twitter a la familia del director: "Mis condolencias para la familia del director teatral Miguel Narros y para el mundo de la escena", ha escrito el presidente autonómico en la red social.

Carlos Hipólito

El actor Carlos Hipólito ha dicho que "sin él, no sería el actor que soy. Le he querido tanto... Era un segundo padre para mí y es como si se hubiese muerto un trocito de mi vida", ha asegurado el actor, que trabajó con Narros en once montajes de teatro.

Fue su profesor en la compañía de Teatro Estable Castellano (TEC) y el primero, junto con José Carlos Plaza, que le ofreció papeles importantes: "apostó por mí para que hiciera personajes que nadie me daba. Como era delgadito y rubito solo hacía de poeta romántico y así y él me dio papeles de malo y cosas insólitas como hacer de Don Juan en 'El burlador de Sevilla'".

Hipólito recuerda especialmente los "momentos increíbles de risas"que pasó junto a él, con el que se entendía casi solo con mirarse. He estado junto a Miguel desde los 22 años, y en los cinco años que pasó en su segunda etapa en el Español me dirigió en cinco montajes. Esa época fue como el despegue profesional, porque fue cuando empecé a ser mas visible, a tener más relevancia. Sin él no sería quien soy", ha afirmado.

Emilio Gutiérrez Caba

El también actor Emilio Gutiérrez Caba ha lamentado la muerte de Narros, a quien conoció en su faceta de actor y con quien también tuvo la oportunidad de trabajar bajo sus órdenes como director teatral, según ha destacado este viernes en declaraciones a Europa Press.

Gutiérrez Caba ha subrayado que Narros es una figura clave en el teatro español y forma parte de "un núcleo importante de la cultura española". Por ello, cree que hay que recordarle "siempre con cariño", ya que "ha dado muchas cosas al teatro".

Además, ha destacado que durante los dos últimos años el director estuvo trabajando "de manera muy intensa y febril", ya que se trataba de "un hombre trabajador".

Helena Pimenta

Conmovida y triste, Helena Pimenta, directora de la Compañía Nacional de Teatro Clásico (CNTC), no acaba de creerse la muerte de Miguel Narros, "amigo y maestro", pero un maestro "ante todo generoso".

Pimenta ha hablado con EFE desde Almagro (Ciudad Real), donde prepara un montaje que la compañía presentará dentro de unos días en la próxima edición del Festival de Teatro Clásico que se celebra en la localidad manchega. "Le echaré mucho de menos", comenta.

Lamenta ahora, tras conocer la muerte de Narros, no "haberle dicho algunas cosas"que le hubiera gustado que supiera, cosas "bonitas, cariñosas,....", pero "el trabajo, la falta de tiempo"le impidieron verle "en los últimos tiempos".

"Creíamos que iba a estar siempre ahí. Y no he llegado a tiempo para agradecerle muchas cosas", comenta la directora de la CNTC, que mañana se escapará desde Almagro a Madrid para decir adiós a Miguel Narros en su capilla ardiente, que quedará instalada en el Teatro Español.

Helena Pimenta echará de menos al Narros amigo y al "profesional del teatro con un estilo muy reconocible que no dejó nunca de avanzar. Su mirada teatral fue siempre joven, respetuosa con los textos, innovadora, rigurosa y muy clara. Será siempre una referencia fundamental".

Antonio Gala

La directora de la Compañía Nacional se lamenta también de no haber visto el último trabajo de un Miguel Narros ya enfermo, una "Dama duende"de Calderón que estrenó hace apenas unos días en el Festival Clásicos en Alcalá.

También ha mostrado su dolor Antonio Gala. "Honesto y afectuoso, recto y muy humano"son algunos de los adjetivos que el escritor ha dedicado a su amigo y que dirigió dos de sus obras, "Los bellos durmientes"y "La truhana".

"He admirado y querido a dos directores españoles:José Luis Alonso, un maestro de maestros, y a Miguel Narros, que fue discípulo suyo. Miguel era muy amigo mío. Pudo serlo más pero se metió en el teatro de pleno y el teatro no consiente amistades", ha recordado Gala en declaraciones a Efe.

El escritor ha recordado cómo en los montajes de Narros se notaba su pasado como escenógrafo, pues montaba la obra "un poco entorno a la escenografía". Mientras que Alonso "concedía menos importancia a la escenografía y se dejaba aconsejar sobre ello, Narros hacía su escenografía según la idea que tenía y era absolutamente inamovible en ese aspecto".

Antonio Gala ha explicado que quería a Narros "porque era una persona muy cariñosa, muy recta, muy humana. Era muy honesto y muy afectuoso; pasaban meses sin vernos pero cuando lo hacíamos, la amistad no se reanudaba sino que era la misma".