En nombre de Adolfo Marsillach

Su hija Blanca reivindica la labor de su padre en un homenaje en CaixaForum

Blanca Marsillach, durante una de las funciones de «Entre versos y Marsillach» junto con tres de los actores

Hace 30 años, el añorado Adolfo Marsillach creaba la Compañía Nacional de Teatro Clásico, una de las instituciones españolas que más promueve y difunde las grandes obras de nuestra historia.

Hace 30 años, el añorado Adolfo Marsillach creaba la Compañía Nacional de Teatro Clásico, una de las instituciones españolas que más promueve y difunde las grandes obras de nuestra historia. La labor de Marsillach –actor, director y escritor– fue la de una vida dedicada en cuerpo y alma a las tablas, la misma que la de su hija, Blanca Marsillach, que recoge el testigo y quiere homenajear a su progenitor, al teatro y a los mayores, gracias a su último y original espectáculo.

«Somos un país con una memoria muy frágil –declara Marsillach a LA RAZÓN–, por eso hemos tenido que organizar nuestro propio homenaje con actores amigos de mi padre». Entre ellos destacan Juan Ribó, Emilio Gutiérrez Caba, Carlos Hipólito, Mercedes Lezcano, Juanjo Artero o Silvia Marsó, «y muchos más que querrían haber venido pero no ha sido posible debido a sus compromisos profesionales», remarca la actriz. Todos ellos estarán hoy en CaixaForum Madrid (11.30 horas) para recordar a una de las figuras culturales más importantes de nuestro país. A través de poemas, vídeos y testimonios de quienes mejor le conocían, se reconocerá su «gran trabajo en la Compañía Nacional de Teatro Clásico, el Centro Dramático Nacional o el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y la Música», según recuerda su hija.

Blanca Marsillach siente que las instituciones deberían haber reivindicado la figura de su progenitor en algún acto oficial: «Lejos de hacerle un tributo, lo han pasado totalmente por encima», declara. Durante el acto de hoy también asistirá el secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, pero Marsillach no busca «señalar a nadie. Ahora lo importante es celebrar el amor por el teatro de mi padre junto a las personas con las que compartió su vida», destaca.

El espacio del CaixaForum también servirá para presentar el espectáculo que, durante dos años, ha llevado a distintas ciudades españolas el teatro dirigido a nuestros mayores. «Entre versos y Marsillach» utiliza la potencia del arte teatral para ayudar a mejorar las capacidades cognitivas de los más veteranos, dentro del programa de envejecimiento activo y saludable que organiza Obra Social La Caixa.

- Como Mick Jagger

La valoración de esta obra no puede ser más positiva para Blanca Marsillach: «Los mayores pueden sentirse como Mick Jagger sobre el escenario –dice sonriente–. Ninguno de los que participan en cada función había hecho teatro antes, no están acostumbrados al vestuario, el maquillaje, los focos... En definitiva, esa sensación que sólo produce el teatro». El aprendizaje de la dramatización de los textos que leen durante la representación –basados en la obra de teatro que estrenaron las actrices Amparo Rivelles y María Jesús Valdés– estimula las capacidades de los mayores, que, en palabras de Marsillach «no pueden ser más felices al acabar y saludar al público».

«Entre versos y Marsillach» se representará en 11 ciudades de toda España, llevando la dramaturgia a personas que demandan atención: «En este mundo dominado por las tecnologías y la globalización a veces nos olvidamos de nuestros mayores, son lo mejor que tenemos», remata Blanca Marsillach.

- Dónde: CaixaForum. Madrid.

- Cuándo: hoy, a las 11.30 y a las 18.00 horas.

- Cuánto: entrada gratuita