Teatro

La parálisis preocupante de la escena madrileña

A la espera de la «importante reestructuración» prometida por la concejala de Cultura, los teatros dependientes del Ayuntamiento viven un preocupante compás de espera.

Pérez de la Fuente, según el Ayuntamiento, «tiene su contrato vigente»
Pérez de la Fuente, según el Ayuntamiento, «tiene su contrato vigente»

A la espera de la «importante reestructuración» prometida por la concejala de Cultura, los teatros dependientes del Ayuntamiento viven un preocupante compás de espera.

Días contados. No es el título de ninguna película, sino lo que aparenta que está sucediendo con el todavía director del Teatro Español, Juan Carlos Pérez de la Fuente. Ante la tormenta, que parece ser sólo la punta del iceberg de lo que puede haber debajo, que ha provocado su más que previsible salida, él prefiere guardar silencio. Desde el consistorio se ha asegurado a este diario que «el cese no se le ha comunicado todavía, por lo que es normal que continúe trabajando como siempre, porque su contrato sigue vigente». El suyo es de alta dirección y en caso de que se decida prescindir de él antes de que se cumpla (llegó al cargo en julio de 2014), no tendría derecho a percibir ningún tipo de indemnización.

«Tememos lo peor»

Desde la dirección del comité de empresa del teatro definen la situación como alarmante: «Existe inquietud y bastante incertidumbre porque aún no han confirmado nada ni por escrito ni de palabra, nos temenos lo peor. Nos estamos preguntando qué es lo que va a pasar con los equipos que trabajan aquí y con la programación, si la van a respetar o no». Todo apunta a que los estrenos previstos para los próximos meses subirán al escenario, pero hay una fecha de caducidad: «Le han dicho que a partir del 30 de junio ya no programe», aseguran desde el entorno del director. Lógico es pensar que si no cuentan con él para un futuro próximo pueda acabar, al menos, la programación de esta temporada, que en el Teatro Español (salas principal y Margarita Xirgu) termina precisamente en este mes, lo mismo que sucede con los títulos de Las Naves del Español (tanto en al sala Fernando Arrabal como en la Max Aub). Se da por seguro que la programación 2016-2017 ya no llevará el sello en el Español de Pérez de la Fuente.

En el horizonte están los próximos estrenos, inamovibles, por ahora: «Sócrates. Juicio y muerte de un ciudadano», de Mario Gas, en las Naves y que hoy precisamente se presenta con José María Pou, Carles Canut y Amparo Pamplona, y a cuya presentación acudirá precisamente Santiago Eraso, director general de Espacios y Contenidos de Madrid Destino; el 18 es el día del estreno de «Cargamento de sueños», de Alfonso Sastre, y dirigido por José Luis Garci; «Dios K» llegará el día 24 a la Cineteca del Matadero, adaptación de una novela que se centra en la detención del ex director del FMI, Dominique Strauss-Kahn; y en marzo se estrenará «Ana, el once de marzo» en el Español, un texto de Paloma Pedrero y Pilar Rodríguez que protagonizan las actrices María José Alfonso, Blanca Rivera y Marta Larralde.

Desde la dirección del comité del Español comentan que desconocen si es o no oficial el despido, «porque no nos han confirmado nada por más que hemos preguntado». Aseguran los trabajadores que desde julio están pendientes de lo que pueda suceder «y es una incertidumbre que ya dura demasiado. Y no sólo en el Español, sino en el Price, en el Matadero, en el Fernán Gómez, el Conde Duque...», aseguran. Es un secreto a voces que desde la Consejería de Cultura no se contaba con el encargado del teatro. Dicen desde el entorno del Ayuntamiento que «los responsables de las diferentes unidades tenían fecha de caducidad y todos estábamos esperando saber cuándo le iba a tocar a él. Lo que ahora nos preguntamos es cuál va a ser el siguiente paso que se dará. Cada uno de estos espacios tiene un equipo que está en el aire y un programa que necesitamos saber si se va a cumplir o no y en caso de que se produzcan cambios», explican. Lo más lógico es la convocatoria de un concurso a nivel internacional, para lo cual hay que seleccionar a un jurado, una cuestión que no se resuelve en un par de semanas, sino que se puede prolongar durante meses una situación que sería grave para la vida cultural de Madrid. Por ejemplo, muestra de esta parálisis que está sufriendo artísticamente la capital es lo que pasa en CentroCentro, que desde el mes de julio no tiene un director. Madrid Destino gestiona diferentes espacios emblemáticos de la capital, entre los que se encuentran distintos espacios culturales, como el Español, el Conde Duque, El Fernán Gómez Centro Cultural de la Villa, el Teatro Circo Price, Medialab-Prado, CentroCentro Cibeles y Matadero de Madrid. Pendiente está de celebrarse una rueda de prensa muy esperada para dar a conocer lo que se domina ya como la «gran reestructuración» de Madrid Destino, que puede afectar directamente al organigrama de estos organismos. ¿Qué va a pasar con los responsables? ¿Cómo se los va a elegir? ¿Se va a mantener la programación? «La inquietud es generalizada y lo peor de todo es la paralización que esto implica y que afecta a la cultura de Madrid», aseguran desde la dirección, sobre todo teniendo en cuenta que Madrid es un destino que cobra fuerza por días culturalmente hablando.

Preocupación cultural

Isabel Rosell, responsable de Cultura del Partido Popular en el Ayuntamiento, subraya la «preocupación que existe por la situación cultural desde que gobierna Ahora Madrid. Nos parece que la cultura está paralizada; es decir, que no saben lo que quieren hacer y en caso de que lo sepan desconocen la manera de ponerlo en marcha. El sector está lleno de dudas y de inquietud y la prueba de ello es el cese de Pérez de la Fuente». Por parte del PP, Ciudadanos y el PSOE se ha pedido un Consejo de Administración Extraordinario para tratar esta situación.

Pérez de la Fuente no ha podido reunirse con la portavoz de Cultura del Ayuntamiento de Madrid, Celia Mayer. Lo ha solicitado en repetidas ocasiones, pero desde mayo no ha habido un momento para concertar un encuentro. Nunca ha asistido a un estreno de el Español. Se esperaba que quizá pudiera haber ocupado un sillón en el reciente estreno de la obra de Max Aub que interpreta Carme Conesa. No fue así. La butaca, una vez más, quedó vacía.